Diario Vasco

Washington, 30 nov (EFE).- Las reservas de petróleo de Estados Unidos bajaron la semana pasada en 900.000 barriles y se situaron en 488,1 millones, informó hoy el Departamento de Energía.

Tras conocerse estos datos, el precio del barril de petróleo West Texas (WTI) para entrega en diciembre subía 3,36 dólares y se situaba en 48,59 dólares.

La cifra quiebra las previsiones de los analistas, que habían previsto un alza de 1,5 millones de barriles.

Las importaciones diarias de crudo alcanzaron en la semana que terminó el 25 de noviembre una media de 7,07 millones de barriles al día, un descenso 35.000 barriles respecto a la semana precedente.

La media de las últimas cuatro semanas en las importaciones de crudo subió hasta los 7,2 millones de barriles diarios, un 5,9 % por encima del nivel de hace un año.

Las reservas de gasolina para automoción subieron en 2,1 millones de barriles hasta los 226,1 millones, y se encuentran en la banda más alta de la media histórica.

Por otro lado, las reservas de combustibles destilados, como el diesel y gasóleo de calefacción, crecieron en 5 millones de barriles, hasta los 154,2 millones de barriles.

Las refinerías operaron a un 90,8 % de su capacidad instalada, por encima del 89,2 % de la semana anterior.

Las reservas totales de petróleo, incluida las de la Reserva Estratégica que permaneció estable en 695,1 millones de barriles, crecieron en 0,5 millones de barriles % hasta los 2.036,3 millones de barriles.