Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFE).- El PSOE ha advertido al ministro del Interior de que tardará 26 años, y no dos, en acoger a los 17.000 refugiados previstos en nuestro país y le ha exigido que sea más solidario, mientras que el titular de Interior ha asegurado que España está siendo solidaria y responsable en este ámbito.

El ministro Juan Ignacio Zoido ha respondido hoy en el pleno del Congreso a una pregunta de la diputada socialista Esther Peña sobre si cree que el Gobierno actúa con responsabilidad y solidaridad en materia de refugiados.

La diputada socialista ha considerado una "vergüenza" la "subasta de vidas" de los refugiados y la gestión del Gobierno español, al que ha instado a "ejercer la solidaridad" con los desplazados de sus países.

Ha subrayado que España únicamente ha dado cobijo a 700 refugiados, "ni el 4 por ciento de los que se comprometió" con la Unión Europea, y ha advertido de que con esta cadencia "tardará 26 años y no dos en cumplir con su obligación".

"Si en lugar de un compromiso de fondo humanitario fuese una deuda económica no permitirían tan flagrante incumplimiento", ha añadido Peña, que ha criticado que se amparen las devoluciones en caliente, que "se tenga guardado en un cajón" el Reglamento de Asilo.

El ministro, por su parte, ha asegurado que "España es solidaria y lo está demostrando" en una "grave crisis migratoria" que afecta a toda la Unión Europea, y "está siendo responsable".

Para argumentarlo ha detallado que en 2015 fueron 14.713 las solicitudes tramitadas, de las que 5.500 fueron de sirios, y en 2016 la cifra es similar, con unas 15.000 tramitaciones, y ha subrayado que ya han sido reubicadas 400 personas: 350 de Grecia y 50 de Italia.

El ministro ha dejado claro que "detrás de las frías cifras hay personas" y ante "esta magnitud" de la crisis "tenemos que funcionar con responsabilidad y solidaridad y también con eficacia, y dando cumplimiento a los compromisos y decisiones en el seno de los consejo de la UE".

Ha incidido en que "la sociedad española tiene muy claros los sentimientos hacia los refugiados" y ha dicho que le daban "vergüenza" las críticas vertidas por la diputada socialista, a la que ha recordado que su partido "ha tenido que gobernar muchos años este país y sabe las grandes responsabilidades que se asumen desde el punto de vista internacional".

Durante su intervención, Zoido le ha tendido la mano para dialogar sobre este asunto.