Diario Vasco

Tarragona, 30 nov (EFE).- PortAventura World ha renunciado a las indemnizaciones por atrasar un año Tarragona 2017, ya que la familia olímpica tenía que alojarse en hoteles del complejo temático, informa la compañía.

PortAventura World renuncia a las indemnizaciones por aplazar los Juegos Mediterréneos del 30 de junio al 9 de julio del 2017 al 22 de junio hasta el 1 de julio del 2019, a causa de las dificultades económicas que han impedido hacer frente a un déficit de 12 millones en el presupuesto.

El complejo temático es responsable de la gestión de los hoteles para acoger a los alrededor de 4.000 participantes de los Juegos del Mediterráneo y en un comunicado, reitera su total apoyo al proyecto, al tiempo que lamenta el aplazamiento.

Como muestra de este apoyo, la empresa informa hoy de que ya comunicó al conocerse el aplazamiento su renuncia a cualquier tipo de penalización o indemnización que pudiera exigirse.

La dirección de PortAventura World "reitera el claro compromiso de la compañía con los Juegos del Mediterráneo y espera seguir contribuyendo al éxito de dicho proyecto, una iniciativa de gran importancia para la proyección de la ciudad de Tarragona y para el conjunto de la Costa Dorada", concluye la compañía.