Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFECOM).- El Banco Popular ha asegurado hoy que no está buscando un nuevo presidente para sustituir a Ángel Ron y ha dejado claro que, en caso de existir alguna iniciativa en este sentido, no sería "un mandato del Consejo de Administración", sino algo completamente ajeno a sus acuerdos.

Así lo han explicado hoy a Efe fuentes de la entidad, que han querido aclarar una información del diario Expansión que desvela que los consejeros de la entidad críticos con la gestión de Ron han contratado a una empresa de cazatalentos para encontrar a otro presidente.

El Consejo de Administración apoya a Ron, como quedó demostrado en la última reunión, celebrada la semana pasada, y él está dispuesto a seguir al frente del banco mientras siga contando con el apoyo de este organismo, añadieron las fuentes.

En esa reunión, el Consejo no sólo reforzó su apoyo a Ron, sino también a la estrategia de la entidad financiera, informaron a Efe fuentes del banco.

El plan de negocio, puesto en marcha por el equipo del nuevo consejero delegado, Pedro Larena, contempla, además de la salida de cerca del 20 % de la plantilla en España, la creación de una nueva sociedad a la que traspasarán unos 6.000 millones de euros en activos inmobiliarios problemáticos, una especie de "banco malo" denominado por el momento "Proyecto Sunrise".