Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFE).- La Policía halló restos celulares (ADN) del presunto pederasta de Ciudad Lineal en las mallas y en la ropa interior de la menor que fue agredida el 10 de abril de 2014 así como en una bolsa de golosinas de la niña.

Dos peritos policiales han revelado esa información ante el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, encargada de juzgar a Antonio Ángel Ortiz, de 44 años, para quien la Fiscalía pide 77 años de prisión por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas.

En la fase pericial del juicio, dos policías que analizaron la ropa y vestigios biológicos de la menor denominada TP3 han explicado que hallaron restos celulares (ADN) "idénticos" al del presunto autor de los hechos en la ropa interior de la niña de nueve años, en sus mallas y en una bolsa de golosinas que portaba la menor.

Las agentes llegaron a esa conclusión al encontrar restos celulares compatibles con los de un hombre en algunas prendas de la pequeña, por lo que las peritos cotejaron estas pruebas con el perfil genético del procesado para comprobar si correspondían con su ADN.

"Esos restos son compatibles con Antonio Ángel Ortiz", han destacado las peritos policiales, que han añadido que también se encontraron manchas de sangre de la niña en su camiseta, en las mallas y en sus calcetines.

Ahora bien, han precisado que no se evidenciaron restos de esperma del acusado en ninguna de las prendas analizadas, que fueron las mallas negras, camiseta de tirantes, la ropa interior, calcetines y la bolsa de golosinas de la niña.

Las peritos han querido dejar claro que las prendas no fueron contaminadas y que en todo momento se mantuvo la cadena de custodia de las pruebas.