Diario Vasco

Varsovia, 30 nov (EFECOM).- La patronal polaca alerta del riesgo de que Polonia sea percibida como un país "antieruopeísta, anticuado y cerrado" por el "patriotismo económico" y las políticas del actual gobierno, que genera "incertidumbre" entre los empresarios.

Para la presidenta de la confederación de empresarios polacos (Konfederacja Lewiatan) y exministra de Industria, Henryka Bochniarz, "lemas como el patriotismo económico para apoyar a las empresas polacas son conceptos que nunca benefician a nadie".

Bochniarz evita aún así, en entrevista con Efe, hablar de alarmismo y pide "diferenciar" política de economía.

"Los empresarios polacos somos muy abiertos y europeístas", añade: "Vamos a seguir con nuestros proyectos al margen de los políticos", como intensificar los contactos con países como España, "con el que las relaciones comerciales tienen que ser mayores ya que lo reúne todo para ser un socio natural de Polonia".

Según datos del Banco Nacional de Polonia, a finales de 2014 el stock de inversión española en el país ascendía a 46.139,1 millones de zloty (unos 10.824,9 millones de euros), lo que sitúa a España como el quinto máximo inversor en Polonia, muy por detrás de Holanda y Alemania, los principales inversores.

La preocupación existe no sólo entre los empresarios locales, agrega; y algunas empresas españolas en este país van más allá y hablan de que el Gobierno nacionalista de Ley y Justicia (PiS) está discriminando a las compañías extranjeras en beneficio de las locales.