Diario Vasco

El ostracismo de Charly Musonda

Sevilla, 30 nov (EFE).- La temporada que se presumía iba a ser la de la consagración de Charly Musonda, cedido por segundo año en el Real Betis por el Chelsea inglés, está resultando decepcionante para el extremo belga, que ha disputado un solo partido como titular ante el Málaga y siete de suplente, con 278 minutos de juego.

Charly Musonda, de 20 años e hijo del internacional zambio del mismo nombre, llegó en el mercado de invierno de la pasada temporada y su aportación en dieciséis partidos fue clave para que el Betis lograra su objetivo de permanecer en Primera tras su ascenso y acabara la temporada en décima posición.

Su desparpajo y capacidad de desborde le hicieron pronto titular indiscutible en el Betis y objeto del favor de la grada del Benito Villamarín, quien vio con muy buenos ojos la prórroga de la cesión de este medio atacante para la presente temporada, en la que sin embargo la buena racha se le torció desde muy pronto.

El entrenador uruguayo del Betis, Gustavo Poyet, dejó de contar con el belga y sólo lo alineó como titular en la sexta jornada ante el Málaga, momento desde el que pasó otra vez al banquillo hasta que sufrió un golpe en su rodilla izquierda por el que se fue a Londres el 24 de octubre para ser tratado por los médicos del Chelsea.

Esa dolencia le hizo empezar a trabajar al margen del grupo a mediados de octubre y, días después, el 21 de ese mes, ya no estuvo en el partido que el Betis disputó en Pamplona frente al Osasuna y, tras viajar a Inglaterra, ya no apareció por Sevilla hasta que Poyet fue destituido como entrenador bético.

El Betis se limitó a informar de que el internacional sub21 belga estaba en Londres tratándose por los facultativos del Chelsea de una lesión en su rodilla, aunque este laconismo informativo coincidió con las últimas semanas del técnico charrúa como entrenador verdiblanco.

La llegada del nuevo técnico, Víctor Sánchez, fue simultánea a la de Musonda, quien se incorporó inmediatamente a los entrenamientos del técnico madrileño y fue convocado para su debut en el banquillo bético ante Las Palmas, partido en el que salió unos minutos como suplente en la segunda parte.

Sin embargo, el belga no fue convocado para el siguiente partido de Liga en Éibar y, aunque sí lo fue para el compromiso de la Copa del Rey ante el Deportivo de La Coruña, no disputó un solo minuto en un encuentro en el que sí participaron muchos jugadores no habituales en la alineaciones béticas.

Este circunstancia fue explicada por el entrenador bético en que tiene "muchos delanteros y es imposible que jueguen todos", y matizada con que Charly Musonda "está trabajando bien" y en que "habrá minutos para todos".

No obstante, la situación de este punta internacional fue explicada anteriormente por Víctor en que el nivel "está alto" y que, ante la competencia que existe en el Betis, "es cuestión de seguir trabajando".

Musonda (Bruselas, 1996) dio sus primeros pasos como futbolista en la academia del Anderlecht, donde su padre jugó durante una década, y donde pronto destacó por su velocidad, movilidad y regate, lo que le hizo fijarse en él al Chelsea, donde recaló en 2012 y en cuyo primer equipo debutó en un amistoso ante el Sydney FC australiano.