Diario Vasco

Tokio, 30 nov (EFE).- El festival "Duende", en el que se funden cine y música, arranca hoy en Tokio, donde ritmos y melodías del universo musical latino pasarán por la gran pantalla, acompañados de charlas de sus actores, directores o de los propios músicos.

Un amplio programa de películas y documentales de distintos países, cuyo denominador común es la música, se mostrarán desde hoy y hasta el próximo sábado en la cuarta edición de esta cita bienal.

El festival, organizado por el Instituto Cervantes de la capital japonesa, reúne desde flamenco hasta vallenato, pasando por música folclórica o jazz latino, y ha contado con la colaboración de las Embajadas de Chile, Colombia, Cuba y Venezuela.

Inaugura el certamen el documental chileno "Quilapayún, más allá de la canción" (2015), un recorrido por la historia de este grupo chileno, y que contará con la presencia de uno de sus miembros fundadores, Rubén Escudero.

El documental "Angélica, una tragedia" (2016), que se mostrará el jueves, retrata el universo de la artista y directora de escena española Angélica Liddell.

La proyección de "Cu-Bop" (2015), que recorre la actualidad musical en Cuba, contará con la presencia de su director, el japonés Shinichi Takahashi.

Completan el programa "El turista soy yo" (2007), sobre la vida del cantante de flamenco Luis Agujeta; "Los viajes del viento" (2009), película que narra el último viaje de un músico de vallenato; y "Sacromonte: los sabios de la tribu" (2014), de la directora Chus Gutierrez, que recupera la memoria del barrio más flamenco de Granada.

Los acordes de los guitarristas flamencos Antonio Rey, ganador del "Bordón Minero" en el Festival de las Minas de la Unión, e Israel Katumba, cerrarán esta cita con la cultura latina en el país nipón.