Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFE).- El escritor Eduardo Mendoza, que hoy ha sido galardonado con el premio Cervantes 2016, es una de las voces más internacionales de la narrativa contemporánea. Un autor que con la publicación de "La verdad sobre el caso Savolta", en 1975 dio un vuelco a la narrativa española con su mirada irónica y juguetona.

Con la pluma como un bisturí afilado y subversivo, Eduardo Mendoza puso a la novela social de la Transición, color, misterio e ironía, además de distancia para ver la realidad y la historia española con tintes esperpénticos.

Una escritura que es un gran juego literario y sutil, como plasmó también en obras policíacas como "El misterio de la cripta embrujada" (1979), "El laberinto de las aceitunas" (1982) o "La ciudad de los prodigios" (1986), una monumental novela sobre la Barcelona de finales del siglo XIX.

A estos libros le seguirían "Sin noticias de Gurb" (1991); "El año del diluvio" (1992); "Una comedia ligera" (1996), por la que obtuvo en París en 1998 el Premio al Mejor Libro Extranjero, referido además a todo el conjunto de su obra o "La aventura del tocador de señoras" (2001), Premio al Libro del Año del Gremio de Libreros de Madrid o "El último trayecto de Horacio Dos" (2002).

Pero también títulos como "Mauricio o las elecciones primarias" (2006), Premio de Novela Fundación José Manuel Lara; "El asombroso viaje de Pomponio Flato" (2008), Premio Terenci Moix y Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao; el libro de relatos "Tres vidas de santos" (2009); y "Riña de gatos: Madrid 1936", galardonada con el Premio Planeta en 2010.

Títulos, todos ellos, con los que ha cautivado a miles de lectores, convirtiéndose así seguramente en uno de los galardonados con el premio Cervantes más leídos de su historia.

De tradición cervantina, Eduardo Mendoza, nacido en Barcelona, en 1943, es licenciado en Derecho. Residió en Nueva York trabajando como traductor simultáneo para la ONU y fue profesor en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Pompeu Fabra.

Traductor de Edward Morgan Forster, William Shakespeare y Lord Byron, entre otros. Mendoza siempre ha sido un voz crítica e independiente de los poderes.

El escritor se ha manifestado últimamente en contra de la independencia catalana porque la consideraba "perjudicial" para los catalanes, aunque también ha señalado que el conflicto estaba ahí."Ningún gobierno tiene intención de resolverlo", precisó en una entrevista con Efe.

Mendoza también señaló en una entrevista con Efe que no sabía si España tenía los gobernantes que se merecía.

"No se si los gobernantes que merecemos, pero sí tenemos los delincuentes que merecemos", explicó el escritor barcelonés cuando presentó su última novela, "El secreto de la modelo extraviada", en 2015, quinta entrega del detective loco que creó en "El misterio de la cripta embrujada".

Eduardo Mendoza está considerado ya un clásico, un clásico moderno, elegante y cosmopolita.