Diario Vasco

Londres, 30 nov (EFE).- El escritor español Eduardo Mendoza declaró hoy, tras ganar el Premio Cervantes 2016, que considera el galardón como "un final de trayecto feliz", aunque matizó que "eso no quiere decir que no vaya a hacer nada más".

Lo hizo durante la rueda de prensa celebrada en el Instituto Cervantes de Londres, ciudad en la que reside y donde le ha sorprendido la noticia del premio "andando por la calle".

A sus 73 años y con 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y cuatro ensayos en su haber, Mendoza se ha hecho con el premio más importante de las letras en castellano, lo que valoró, por "su importancia" y por "el momento en el que llega", como un "fin de ciclo".