Diario Vasco

Moscú, 30 nov (EFE).- El español Javi García, futbolista del Zenit San Petersburgo, fue sancionado este miércoles con tres partidos de suspensión por agredir a un contrario durante el reciente partido ante el Krasnodar.

García, que acababa de recibir una tarjeta amarilla, golpeó con el codo en una jugada a balón parado al internacional Gazinski cuando era evidente que ninguno de los dos jugadores podía llegar al balón.

Gazinski quedó tendido inmóvil en el suelo, perdió el conocimiento por unos instantes, tuvo que ser atendido con urgencia por los servicios médicos y retirado en camilla del terreno de juego.

El futbolista del Zenit se perderá los partidos contra el Ufá y el Rostov, mientras el tercer partido dependerá de su comportamiento en lo que queda de temporada.

En caso de que Gazinski no puede volver a los entrenamientos en un plazo de quince días, el centrocampista será sancionado automáticamente con seis partidos.

El comité disciplinario de la Unión de Fútbol de Rusia criticó al árbitro por no haber expulsado al jugador y a éste por negarse a disculparse ante el rival.

"Javi García remitió una carta en la que explicó que durante la jugada no miró al rival, sino al balón, subrayando que no hubo agresión", informó el comité.

García ha sido muy criticado estos días por la prensa deportiva rusa, tanto por negarse a admitir su error, como por sus airados gestos tras la agresión.

El Zenit cayó en Krasnodar (2-1) tras encajar dos goles en el descuento, el último de ellos de chilena en el minuto 94, con lo que ahora el Spartak Moscú lidera la liga rusa en seis puntos de ventaja sobre el equipo dirigido por el rumano Mircea Lucescu.