Diario Vasco

Bruselas, 30 nov (EFECOM).-Asociaciones ecologistas y expertos en medioambiente valoraron hoy algunos de los puntos de la reforma legislativa en energía presentada por la Comisión Europea (CE), pero criticaron que el Ejecutivo comunitario permita las inversiones en energías fósiles.

"El paquete (legislativo) limpio sigue siendo muy sucio. Lejos de acelerar la transición energética, la propuesta deja la puerta abierta a subsidios para los próximos años", declaró en un comunicado la organización medioambientalista WWF.

Se refiere a los "mecanismos de capacidad", es decir, la posibilidad de mantener centrales convencionales "de guardia",para que entren en funcionamiento en caso de que las fuentes renovables no sean capaces de abastecer la red por si solas.

En la misma línea, Greenpeace lamentó que la propuesta esté "diseñada para las compañías energéticas contaminantes y no para los ciudadanos" pues "al menos el 95 % de las plantas de carbón podrán recibir subsidios hasta 2026", según el paquete legislativo anunciado por el Ejecutivo comunitario para lograr cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

La organización humanitaria Oxfam lamentó que la CE haya cedido a la "presión" de la industria del biofuel al proponer medidas para incrementar la presencia de un tipo de combustible para cuyo cultivo se expulsa de sus tierras a personas de algunos de los países más pobres del mundo.