Diario Vasco

Erbil , 30 nov .- Las fuerzas gubernamentales de Irak están preparadas para atacar el aeropuerto de Mosul, tras haber disparado con cohetes y proyectiles de artillería a las colinas de la zona de Albuseif, en los alrededores del aeródromo, informó a Efe el dirigente de la Policía Federal iraquí general Raed Shaker Yudet.

"Esta situación facilitará la toma de control del aeropuerto y el complejo de edificios gubernamentales, por lo que es la próxima batalla crucial de Mosul", dijo en alusión a la ofensiva para liberar la ciudad iraquí del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Además, añadió que, desde el punto de vista militar, el área de Albuseif prácticamente ha caído.

Asimismo, el comandante de las Operaciones para la Liberación de (la provincia de) Nínive -de la que Mosul es su capital-, Neshm Abdalá al Yaburi, destacó en declaraciones a Efe que la lucha para recuperar el aeropuerto será uno de los principales próximos objetivos.

Por otra parte, Yudet agregó que sus fuerzas esperan "la hora cero" para entrar en el centro de Mosul, que han cercado desde todos los frentes.

"Hemos dado una gran oportunidad a los habitantes para que abandonen el sector oeste y facilitar nuestra misión, ya que el Dáesh (acrónimo en árabe del EI) los usa como escudos humanos", añadió Yudet.

En ese sentido, dijo que espera que estalle "una fuerte y gran rebelión (de la gente) contra los yihadistas para que faciliten la limpieza (de terroristas) de la zona oeste del centro de Mosul".

Por otro lado, el alto mando policial indicó que en el frente sur de la campaña para recuperar Mosul, en el que sus fuerzas luchan, han logrado matar hasta ahora a más de 1.300 combatientes del EI y destruir al menos 210 coches bomba.

Además, retiraron miles de artefactos explosivos y lograron evacuar a más de 15.000 familias que los yihadistas usaban como escudos humanos.

El pasado 17 de octubre las tropas iraquíes y kurdas iniciaron una gran ofensiva desde varios frentes para arrebatar al EI la provincia de Nínive y Mosul, que fue conquistada por los terroristas en 2014.

Las milicias chiíes se unieron poco después por el frente oeste de Mosul.