Diario Vasco

París, 30 nov (EFE).- Los franceses prefieren a Manuel Valls frente a François Hollande como candidato de la izquierda para las presidenciales del año próximo, y consideran que el primer ministro tendría que lanzarse a las primarias aunque el presidente decida finalmente concurrir.

Estas son las principales conclusiones de una encuesta del instituto demoscópico Odoxa, publicado por "France Info", en la que queda claro que para una mayoría de los encuestados (un 57 %) si Valls se presentara a las primarias de la izquierda programadas para enero, eso no tendría nada de ilegítimo.

En conjunto, un 74 % de los franceses se decanta por el primer ministro socialista, frente al 22 % que lo hace por Hollande, cuando se les pregunta cuál de los dos sería mejor candidato de la izquierda para la presidencia del país.

Son mayoritarios los que apuestan por Valls, tanto entre los que se declaran de izquierdas (un 63 % frente al 34 %), como entre los simpatizantes socialistas (65 % frente al 34 %), y mucho más entre los que dicen ser de derechas (86 % frente al 12 %) y de extrema derecha (78 % frente al 15 %).

Desde el pasado fin de semana, la rivalidad entre las dos cabezas del Ejecutivo ha alcanzado niveles inauditos después de que Valls dejara entrever en una entrevista el domingo la posibilidad de entrar en la carrera de las primarias organizadas por su partido incluso si Hollande compite en ellas, algo que el jefe del Estado ha dicho que revelará a comienzos de diciembre.

Después de esa afirmación, que generó rumores sobre la posible salida del Gobierno de Valls, con mensajes desde el Elíseo avisando de que tendría que dimitir, el propio primer ministro ha dado un paso atrás con mensajes de "fidelidad" hacia el jefe del Estado.

Las personas preguntadas por Odoxa, en cualquier caso, se muestran divididas sobre la necesidad de que Valls tuviera que abandonar sus funciones de primer ministro.

Un 47 % se pronuncia a favor de que dimita para dedicarse a su candidatura, frente a un 51 % que estima que podría seguir en el cargo.

Todas estas cuestiones deben quedar despejadas de aquí al próximo 15 de diciembre, que es cuando finaliza el plazo para declararse candidato en las primarias de la izquierda, a las que ya han dicho que no participarán varios políticos de izquierda o centroizquierda que tienen intención de concurrir directamente a las presidenciales de 2017.

Se trata del exministro y representante de la izquierda radical Jean-Luc Mélénchon, y Emmanuel Macron, que fue ministro de Economía de Hollande hasta finales de agosto pasado, cuando dejó la cartera para consagrarse por entero a sus ambiciones con la plataforma que había creado en abril para su lanzamiento político, En Marcha.