Diario Vasco

(Actualiza la ET3146 con más datos)

Antes de Navidad, el ministro ha anunciado que se convocará la primera toma de contacto de esta comisión, con el propósito de "trabajar con el mayor dinamismo posible".

El objetivo, según ha manifestado De la Serna, es "poder ver si se puede trabajar con una propuesta de acuerdo".

La alcaldesa de la capital ha asegurado que esta comisión se crea para que "salga algo nuevo, sin pensar en un pasado y para saber qué necesita Madrid".

El equipo de Carmena planteó un nuevo proyecto en sustitución del Distrito Castellana Norte -denominado Madrid Puerta Norte- que rebaja a la mitad el área urbanizable del norte de la ciudad -1,7 millones de metros cuadrados- y reduce de 17.000 a 4.600 el número de viviendas construibles.

El Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el banco BBVA calificaron el pasado mes de mayo como inviable en términos económicos este nuevo plan que presentó el Ayuntamiento de Madrid para sustituir la última versión de la operación Chamartín.

Las tres administraciones son las titulares de la mayoría del suelo sobre el que se desarrollaría la reforma urbanística, especialmente Fomento, propietario a través de Adif de la mayoría de los terrenos.

Por su parte, el BBVA es accionista mayoritaria de Distrito Castellana Norte, sociedad en la que participa también la constructora San José que promueve el proyecto presentado en 2015.

Para el titular de Fomento, la reunión con Carmena ha servido para "abrir una vía de diálogo" con la que "ser capaces de construir lo que Madrid necesita y alcanzar un consenso".

De la Serna ha opinado que la Operación Chamartín se encuentra en una "situación enquistada" para un espacio con "grandes oportunidades" para la capital y para España.

El ministro ha recalcado sobre los terrenos ubicados en las inmediaciones de la estación de trenes de Chamartín que se trata de un espacio "donde el Ayuntamiento tiene mucho qué decir".

A su juicio, es desde el consistorio desde donde se "debe pilotar" las propuestas a debatir para "abrir la ronda de contactos".

Fomento ha indicado que la situación en ese espacio urbanístico "conducía a que no fuera posible que sucediera algo".

Tanto el ministerio como la alcaldesa han mostrado su optimismo en "encontrar un punto de encuentro" en donde, ha dicho De la Serna, "todas las partes se sientan relativamente cómodas".

De la Serna ha subrayado que no desea que esta nueva ronda de contactos sobre la Operación Chamartín quede en un "bla bla bla" o en "discusiones estériles".

Sobre los contenciosos abiertos a propósito de la última postura del Ayuntamiento sobre la Operación Chamartín, De la Serna se ha mostrado confiado en que se llegue a un acuerdo para que los recursos y procesos sean retirados.