Diario Vasco

Madrid, 30 nov (EFECOM).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, han anunciado hoy la creación de una comisión de trabajo que busque un plan urbanístico "nuevo" para el norte de Madrid, una zona pendiente de desarrollo desde que 23 años atrás se lanzó la primigenia operación Chamartín.

El acuerdo de creación de esta mesa técnica lo han hecho público el ministro y la alcaldesa en una comparecencia conjunta en la sede del Ministerio, donde, tras reunirse durante unos 20 minutos, han escenificado su voluntad de diálogo tras meses de desencuentros entre ambas administraciones.

El Ayuntamiento de Madrid anuló en febrero el plan pactado con la Comunidad de Madrid, Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte en 2015 y presentó otro plan alternativo denominado "Madrid Puerta Norte", que suponía rebajar a la mitad el área urbanizable -1,7 millones de metros cuadrados- y reducir de 17.000 a 4.600 el parque de viviendas.

Ese proyecto -rechazado por los promotores, el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid- que se concibió como una "propuesta abierta", ha quedado hoy en un segundo plano al considerar la alcaldesa que "lo interesante no es hablar de alternativas" sino de lo que Madrid necesita.

Para buscar una solución se creará esta comisión de trabajo donde estén representados el Ayuntamiento, Fomento, Adif y Renfe, la Comunidad de Madrid, la promotora Distrito Castellana Norte -BBVA y San José- y las comunidades de propietarios de Fuencarral.

El ministro ha anunciado que se convocará la primera toma de contacto de esta comisión, antes de Navidad, con el propósito de "trabajar con el mayor dinamismo posible".

El objetivo, ha manifestado De la Serna, es "ver si se puede trabajar con una propuesta de acuerdo".

El ministro ha señalado que las propuestas están en "lugares distintos" -"tenemos una propuesta que está aquí, y otra aquí", ha ejemplificado moviendo los brazos a un lado y al contrario- y ha comentado que de lo que se trata ahora es de buscar "una propuesta en la que las posturas se puedan acercar".

Ha añadido que es el Consistorio el que debe "pilotar" las propuestas a debatir para "abrir la ronda de contactos".

De la Serna ha opinado que la Operación Chamartín se encuentra en una "situación enquistada" para un espacio con "grandes oportunidades" para la capital y para España.

En alusión a los 23 años que lleva pendiente la reforma del norte de la capital -desde que se ideó la primigenia Operación Chamartín, del que el plan Distrito Castellana Norte era heredero-, Manuela Carmena ha dicho que el Ayuntamiento de Madrid no podía "vivir más la situación del 'empantanamiento'" y de tantos años sin cerrar "esa especie de llaga".

"La situación actual exige escuchar y ponernos a trabajar", ha reivindicado la alcaldesa, que ha señalado además el diálogo como "el único camino" para que "Madrid sea lo que tiene que ser: la capital de España y una de las ciudades más particulares e interesantes de Europa".

De la Serna ha subrayado que no desea que esta nueva ronda de contactos sobre la Operación Chamartín quede en un "bla,bla, bla" o en "discusiones estériles".

Sobre los contenciosos abiertos a propósito de la última postura del Ayuntamiento sobre la Operación Chamartín, De la Serna ha expresado su confianza en que se llegue a un acuerdo para que los recursos y procesos sean retirados.

El pasado 8 de junio, Manuela Carmena acudió a su segunda reunión sobre el plan en el Ministerio de Fomento, entonces dirigido por Ana Pastor, un encuentro en el que participó también la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, y que terminó con la certeza de las administraciones del PP de que la reforma del norte de Madrid no se iba a acometer en esta legislatura.