Diario Vasco

Bruselas, 30 nov (EFE).- España destinó a inversiones en investigación y desarrollo (I+D) un 1,22 % de su PIB en 2015, poco más de la mitad que la media de los países de la Unión Europea (UE), que emplearon para este fin el 2,03 % de su riqueza, según los datos adelantados hoy por la oficina comunitaria estadística Eurostat.

La mayor parte del gasto en I+D en el país correspondió a las empresas (53 % del total), seguidas de las instituciones de educación superior (28 %) y el gobierno (19 %).

En la última década, la intensidad de gasto en I+D en España creció apenas una décima desde el 1,10 % registrado en 2005, un incremento menor que las tres décimas de media en el conjunto de la Unión, donde la tasa subió desde el 1,74 % al 2,03 % en este periodo.

La cota de inversión española en 2015 se situó en la mitad inferior de la tabla europea, en niveles similares a los de economías más pequeñas como Portugal (1,28), Eslovaquia (1,18) o Lituania (1,04), y por debajo de otras grandes economías como Alemania (2,87 %), Francia (2,23 %) o Italia (1,33 %).

En términos absolutos, el gasto en I+D en España ascendió a 13.172 millones de euros, frente a los 10.197 millones que se invirtieron en 2005.

En el conjunto de los Veintiocho esta cota cayó ligeramente desde el 2,04 % del PIB registrado en 2014 al 2,03 % en 2015, aunque el objetivo comunitario es que para 2020 esta cota ascienda al 3 %.

Como en el caso español, en la UE son las empresas quienes más invierten en I+D (64 %), seguidas del sector de la educación superior (23 %) y del gobierno (12 %), mientras que el sector de las organizaciones sin ánimo de lucro representó solo el 1 %.

Los países con los mayores niveles de inversión con respecto a su PIB fueron Suecia (3,26 %), Austria (3,07 %) y Dinamarca (3,03 %), seguidos de Finlandia (2,90 %) y Alemania (2,87 %).

En el extremo opuesto se sitúan Chipre (0,46 %), Rumanía (0,49 %), Letonia (0,63 %), Malta (0,77 %) y Croacia (0,85 %).

Con respecto a 2005, la tasa subió en todos los países salvo Finlandia, donde bajó del 3,33 % al 2,90 % en 2015, Luxemburgo (del 1,59 % al 1,31 %) y Suecia (del 3,39 % al 3,26 %), mientras que en Croacia se mantuvo estable.

Si se compara con las grandes economías mundiales, la media de inversión europea (2,03 %) está por debajo de las de Corea del Sur (4,29 % en 2014), Japón (3,59 % en 2014) y Estados Unidos (2,73 % en 2013), mientras que se sitúa en niveles similares a los de China (2,05 % en 2014) y por encima de Rusia (1,13 %).

Eurostat publicará los datos revisados del gasto en I+D en 2015 en marzo y noviembre de 2017.