Diario Vasco

Salamanca, 30 nov (EFE).- Jordi Fabregar, entrenador del Guijuelo, ha reconocido esta noche en Salamanca "la diferencia abismal" de su equipo con el Atlético de Madrid, sobre todo "en las dos áreas y en las zonas de influencia de gol".

En la rueda de prensa tras el partido de Copa del Rey, en el que los colchoneros han ganado 0-6 en el estadio Helmántico al conjunto guijuelense, Fabregat ha obtenido una lectura positiva del partido: "he visto competir a gente que hasta ahora no había visto".

El entrenador del Guijuelo llegó a este equipo hace 12 días, ante una crisis de juego y resultados del conjunto guijuelense que, por primera vez en su historia, ha llegado a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Sin embargo, Fabregat ha estado crítico con sus jugadores, a los que en algunos momentos "les ha faltado profundidad", que han sido "vulnerables en defensa" y por "hacer caños para luego dejar importantes huecos".

Frente a ello, ha reconocido que "el equipo ha estado bastante correcto", toda vez que se han enfrentado "al conjunto que mejor defiende en el mundo y que te da pocas opciones de hacer gol".

Para Fabregat, lo más importante será el "próximo partido de Liga", que ha considerado como "la prioridad" y ha reclamado a su plantilla que hay que "concentrarse mucho" y "competir con intensidad".

Ante el partido de vuelta de la Copa del Rey, en el Vicente Calderón, el entrenador del Guijuelo tiene claro cuál debe de ser el papel de su equipo: "no salir goleado".

"Vamos a jugar el partido e intentaremos meter algún gol, no salir dañados y no salir goleados", ha agregado Fabregat, quien, además, se ha mostrado optimista de que "en la vuelta estaremos mejor".