Diario Vasco

Riad, 30 nov (EFE).- Las autoridades saudíes ejecutaron hoy a dos ciudadanos saudíes por asesinar a tiros a dos compatriotas en dos peleas diferentes, informó el Ministerio saudí del Interior en sendos comunicados difundidos por la agencia oficial de noticias, SPA.

Según una de las notas, el ciudadano Abdalá al Heniti se atrevió a matar con un revólver a Radid al Maálaui en la ciudad de Al Liz, ubicada en la región de La Meca, en el oeste de Arabia Saudí.

En otro comunicado, Interior señaló que Ahmed al Ataui mató a balazos a Badr al Amrani en la urbe de Obuk, también en el oeste del país.

Las sentencias de la corte de primera instancia fueron confirmadas por los Tribunales de Apelación y el Supremo, y las órdenes finales fueron ratificadas a través de sendos decretos por el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, como es habitual en los casos de ejecución.

El pasado día 16, una mujer saudí fue ejecutada tras ser condenada a muerte por asesinar a su esposo al quemarlo mientras dormía.

Asimismo, el pasado día 10, un ciudadano saudí y otro de nacionalidad yemení fueron ejecutados después de ser condenados a muerte por el asesinato de dos personas en dos crímenes diferentes.

La mayoría de las ejecuciones en Arabia Saudí se producen mediante decapitación con sable en una severa aplicación de la ley islámica o "sharía", que castiga con la pena capital a los culpables de asesinato, narcotráfico, hechicería y otros delitos.

Las organizaciones de derechos humanos han denunciado que desde la llegada de Salman bin Abdelaziz al trono, en 2015, se han disparado las ejecuciones, que pasaron de 88 en 2014 a 158 en 2015.

Human Rights Watch (HRW) reveló a finales de julio pasado que las autoridades saudíes habían aplicado la pena de muerte a 108 personas desde principios de 2016 hasta esa fecha.