Diario Vasco

Beirut, 30 nov (EFE).- El Gobierno de Damasco advirtió hoy de que "cortará la mano" de quien intente perjudicarle, en respuesta a unas declaraciones ayer del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien afirmó que la intervención militar de Turquía en Siria busca acabar con el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

En un comunicado, publicado por la agencia de noticias oficial siria, SANA, una fuente del Ministerio sirio de Exteriores aseguró que "el pueblo, el ejército y el liderazgo de Siria no permitirán a este tirano arrogante interferir en sus asuntos y cortarán la mano de quien intente dañar" a Siria.

La fuente exigió a la comunidad internacional que ponga fin al comportamiento de Erdogan y a su injerencia en los asuntos de los Estados de la región, ya que supone "una amenaza" a la paz internacional y contraviene las resoluciones del Consejo de Seguridad contra el terrorismo.

En ese sentido, acusó a las autoridades turcas de proporcionar todo tipo de apoyo a grupos terroristas.

Ayer, Erdogan dijo que su país no tiene ningún interés territorial en Siria y que la operación castrense turca en ese país tiene como objetivo derrocar a Al Asad.

"¿Por qué entramos en Siria? No tenemos pretensiones territoriales en Siria. Estamos allí para restablecer la justicia. Entramos para acabar con la soberanía del cruel Asad (...) para nada más", dijo Erdogan en un discurso.

Para la fuente del Ministerio sirio, las palabras de Erdogan demuestran que es "un mentiroso" y revelan que "la agresión turca contra Siria es el resultado de los sueños e ilusiones que mueven a este tirano extremista".

Subrayó que Erdogan ha convertido Turquía en "una base para los terroristas que quieren socavar la seguridad y la estabilidad de Siria e Irak y ocasionar sufrimiento a inocentes".

"Es irónico que un tirano como Erdogan hable de democracia cuando ha transformado Turquía en una prisión gigantesca para todo aquel que se opone a su política, algo que ha recibido críticas a gran escala por parte de la comunidad internacional", dice la nota.

Desde finales de agosto, las fuerzas turcas participan en la ofensiva Escudo del Éufrates en el norte de Siria, en la que ofrecen apoyo aéreo y artillero a facciones rebeldes sirias contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y las milicias kurdas.