Diario Vasco

Pekín, 30 nov (EFECOM).- China prepara represalias contra la Unión Europea (UE) y Estados Unidos en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) si no cambian las normativas antidumping al reconocer el estatus como "economía de mercado" del gigante asiático, advirtió hoy un alto cargo del Ministerio de Comercio.

Xue Rongjiu, vicepresidente del Instituto de la OMC en el Ministerio de Comercio chino, defendió en un encuentro con periodistas en Pekín que su país confía en no llegar a ese extremo ya que, avisó, una "guerra comercial" sería "dañina" para todas las partes.

El próximo 11 de diciembre se cumplen 15 años de la entrada de China en la OMC y, además, termina el plazo provisional para que los miembros de esa organización aborden los casos de dumping -venta por debajo del precio de mercado- de bienes procedentes de China, con un protocolo diferente al del resto de países.

Esta cláusula, incluida en su momento en el tratado de acceso de China a la OMC al considerarse que los precios no seguían en ese país la evolución de la oferta y la demanda, caduca en dos semanas y las autoridades chinas llevan meses exigiendo que reconozcan su estatus como "economía de mercado" quienes todavía no lo han hecho.

"En la medida en que China cumple las normas de la OMC, también espera que los relevantes miembros de la organización hagan honor a sus compromisos. Si estos miembros dan problemas o hacen difíciles las cosas, China tendrá que adoptar algunas medidas de respuesta", aseguró Xue.

La reacción de Pekín, reveló el dirigente ministerial, pasaría en primer lugar por presentar una queja ante la OMC para que ésta interceda a través de su mecanismo de resolución de disputas y, a continuación, por buscar "represalias" en el marco de las normas de la organización.

"Podemos adoptar represalias contra ellos con la autorización de la organización", amenazó el vicepresidente del Instituto de la OMC en el Ministerio de Comercio chino.

Xue recordó que esta cláusula le fue "impuesta" a China por parte de otros países en las negociaciones que culminaron en 2001 y que ahora esos otros miembros "tienen que cumplir las normas".

"Lo que Estados Unidos y la Unión Europea dicen es que China es un país en transición desde una economía planificada hacia una economía de mercado", explicó Xue.

"Dicen que el precio doméstico de China es problemático y que no está basado en el mercado, que no se basan en la oferta y la demanda", añadió.

La entrada a la OMC, afirmó el alto cargo ministerial, ha mejorado el clima empresarial de China, ha servido para reformar su sistema legal y ha contribuido a crear en el país una "economía de mercado con características chinas".