Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFE).- Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, se mostró indiferente ante la designación de Clos Gómez como colegiado que dirigirá el Clásico del Camp Nou ante el Barcelona, el único árbitro con el que ha perdido un partido en LaLiga.

"Solo creo una cosa, los árbitros van a hacer lo mejor para que el partido se juegue bien y nada más. Mi sensación siempre es esa, no pensar en qué puede pasar, que un árbitro ayude a un equipo o a otro, no creo", manifestó cuando fue preguntado por Clos Gómez.

Zidane se reencontrará con el colegiado que dirigió su única derrota liguera desde que se hizo cargo del Real Madrid, ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu.

El Barcelona nunca ha perdido un partido dirigido por el aragonés Clos Glómez en 20 precedentes y el Real Madrid perdió cinco en 27. Datos que no importan al técnico madridista.

"Lo que la gente quiere ver el sábado es un buen partido de fútbol, un gran árbitro hacer las cosas bien como debe ser. A mi lo que me interesa es preparar bien nuestro partido, concentrados en lo que tenemos que hacer. Él va a hacer su trabajo. No estoy preocupado", sentenció.