Diario Vasco

Granollers , 29 nov .- El técnico del Fraikin BM Granollers, Carlos Viver, ha avisado de la dificultad que entraña el desplazamiento a Huesca, "una pista muy difícil, en un partido que también está condicionado por el cansancio de los jugadores tras disputar competición europea.

"Es una pista muy difícil, donde Logroño sufrió muchísimo para ganar", ha advertido el técnico Carlos Viver, consciente de que el Huesca ha tenido una semana más para preparar el partido.

Viver espera que la victoria en la Copa EHF realce al equipo, que solo ha entrenado lunes y martes para preparar el partido. "La gente anda cansada, el viaje y el partido en Ucrania se notan físicamente, pero en principio están todos disponibles para el partido", ha explicado el técnico.

El entrenador catalán ha halagado a los jugadores del Huesca, en especial a Teixeira (exjugador del Granollers) y a Marcelo, que están en un buen momento de forma. "Tienen una defensa muy dura, con Val y Teixeira también está defendiendo muy bien", ha asegurado el preparador del Granollers.

Viver ha afirmado asimismo que el Huesca es un equipo muy serio, aunque ha remarcado que las rotaciones pueden causarle problemas. Sin embargo, los oscenses no han sufrido ninguna lesión importante por el momento.

Viver ha admitido que el BM Granollers tiene desconexiones defensivas en algunos partidos y poca efectividad en ataque, pero ha recordado que van cuartos en la liga. "En todos esos momentos el equipo ha sabido reaccionar y cuando el equipo tenga más tranquilidad irá creciendo", ha asegurado.

El técnico también ha reivindicado que da por seguro que su equipo no se va a relajar: "Estamos arriba, somos exigentes y las cosas son difíciles y la gente lo tiene que entender", ha dicho.

Si el Granollers consiguiera la victoria estaría a un paso de la Copa ASOBAL, pero aún le quedarían dos partidos de mucha dureza: en la pista de Naturhouse y en casa contra Guadalajara.