Diario Vasco

Alcorcón , 29 nov .- Julio Velázquez, entrenador del Alcorcón, declaró que, pese al empate (1-1) en Santo Domingo frente al Espanyol, en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, las sensaciones de su equipo han sido "excepcionales", con "momentos de juego muy buenos".

El Alcorcón se puso por delante en el marcador con un gol de Álvaro Giménez y, hasta el minuto 84 que llegó el empate del Espanyol, el equipo madrileño contabilizó numerosas ocasiones para marcar.

"Me quedo con un sabor maravilloso, porque el equipo ha dado un nivel muy positivo. El trabajo, compromiso y la entrega han sido brutales. Lo normal es que hubiéramos ganado el partido y no por 1-0. La ocasión que han tenido es la que han marcado y hablamos de un Espanyol de Primera", apuntó Velázquez, que se mostró "feliz" en sala de prensa.

"Estoy feliz por el trabajo y el compromiso, que han sido excepcionales. Esta es la línea a seguir. Ha habido momentos de juego muy buenos y la lectura es muy positiva", confesó.

El técnico salmantino lamentó el empate del Espanyol en los minutos finales, pero reconoció que "esto es el fútbol" y el sistema de competición a doble partido les resta opciones para la vuelta a equipos pequeños.

"Un equipo de Segunda con este formato es casi imposible que pueda llegar a rondas finales. Particularmente tiene más encanto a partido único en casa del más débil porque la emoción se ve incrementada y las posibilidades son más amplias", concluyó.