Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFE).- El Valencia de Cesare Prandelli necesitaba un buen resultado después de 5 encuentros consecutivos sin ganar y lo consiguió en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, en la que venció 1-3 al Leganés y, como el Eibar, que doblegó 1-2 al Sporting, encarriló su clasificación para octavos.

Ambos equipos fueron los triunfadores de los primeros encuentros de la jornada, marcados por el accidente aéreo de Colombia en el que murieron casi todos los componentes de la expedición del Chapecoense, club brasileño que viajaba a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana.

Un minuto de silencio en cada uno de los cuatro estadios (Butarque, Benito Villamarín, El Molinón y Santo Domingo) homenajeó a los 71 fallecidos en el accidente antes del pitido inicial en los distintos choques que acabaron de manera diferente para los clubes en liza.

El que más necesitaba la victoria era el Valencia. Su entrenador, Cesare Prandelli, sustituyó a Salvador González "Voro" en el cargo y se estrenó con una victoria en Gijón por 1-2 el 16 de octubre. Desde entonces, encadenó tres derrotas frente al Barcelona (2-3), Celta (2-1) y Sevilla (2-1) y dos empates ante Granada (1-1) y Deportivo (1-1).

Por eso, el choque ante el Leganés, sin dos de sus jugadores lesionados de gravedad (Jon Ander Serantes y Robert Ibáñez) era importante para aumentar la moral. Y, de Butarque, el Valencia salió con ella tras una victoria contundente.

Munir El Haddadi encarriló el choque con un gol en el tercer minuto y Álvaro Medrán, en el 25, puso el 0-2 en el marcador. A contracorriente, el venezolano Darwin Machis, en una buena jugada personal, recortó distancias, pero el marroquí Zakaria Bakkali, en el descuento, sentenció la eliminatoria para un equipo en el que jugaron más suplentes habituales que titulares.

En Gijón, fue el Eibar el que logró el triunfo. Impulsado por su inercia positiva, se llevó por delante al Sporting, que no dio continuidad a su gran partido el fin de semana en el estadio Santiago Bernabéu.

Los hombres de Abelardo Fernández vieron como el portugués Bebé adelantó al Eibar con un zurdazo cruzado desde dentro del área en la primera parte y Borja Viguera, que había fallado un penalti, empató al inicio de la segunda. Sin embargo, casi al final, Rubén Peña aprovechó un centro desde la banda izquierda para dar el partido al cuadro armero y más de media eliminatoria.

Más igualada estará la que protagonizan Alcorcón y Espanyol, que acabó con algo de ventaja para los segundos tras lograr un empate en el último suspiro. El resultado final, 1-1, dejó a los "periquitos" con más opciones que su rival, que, aunque saborearon la victoria con el gol de Álvaro Giménez, José Antonio Reyes, en el minuto 89, ejerció de aguafiestas para el equipo de Julio Velázquez.

Cerró la noche el Betis con una victoria en el Villamarín frente al Deportivo. Los hombres de Víctor Sánchez del Amo dominaron casi todas las fases del choque y un certero cabezazo del paraguayo Antonio Sanabria cerró un resultado merecido para el cuadro verdiblanco. Aun así, habrá pelea en Riazor. El 1-0 puede no ser suficiente.