Diario Vasco

Adis Abeba, 29 nov (EFE).- La Unesco inscribió hoy la cerámica negra de Bisalhães (Portugal) en la lista del patrimonio inmaterial que requiere medidas urgentes de protección ante la falta de interés de las nuevas generaciones en su fabricación y la fuerte demanda de productos de serie industriales.

La decisión fue tomada en Adis Abeba, donde el Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio de la Unesco celebra su reunión anual.

Esta alfarería tradicional, en peligro también por la creciente reducción del número de sus depositarios, constituye un elemento relevante de la identidad cultural de Bisalhães, conocida como "la tierra de productores de ollas y cazuelas" y donde se siguen empleando métodos ancestrales de producción.

"Transmitida casi exclusivamente entre personas unidas por lazos de parentesco, la viabilidad de esta práctica cultural está amenazada", advierte la resolución de la Unesco.

Por otra parte, el Comité también incluyó en esta misma lista a la danza y música con lira arqueada del pueblo madi de Uganda, así como a los cantos cosacos de la región ucraniana de Dnipropetrovsk.

Esta lista pretende llamar la atención internacional sobre estas prácticas culturales para movilizar la cooperación y la asistencia necesarias para asegurar su transmisión.

El examen de las candidaturas a esta lista y el de las candidaturas de inscripción en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad continuará mañana y el próximo jueves.

La Unesco estudiará también en esta reunión la protección de Las Fallas españolas, la rumba cubana o la cerveza belga como bienes culturales inmateriales.