Diario Vasco

Alicante, 29 nov (EFE).- Luis García Tevenet, entrenador del Hércules, ha apuntado que su equipo está "enfermo en Liga" y el encuentro que este miércoles le enfrenta al Barcelona, en Copa del Rey, "puede servir de vitamina".

El Hércules atraviesa un momento complicado en la temporada tras haber encadenado dos derrotas que le han sacado de los puestos de promoción y alejado a diez puntos del primer clasificado.

Pese a la situación que atraviesa su equipo, Tevenet ha asegurado que si pudiera no cambiaría el partido ante el Barcelona a otra fecha porque deben tomárselo como "un partido vitamínico".

"Las posibilidades de ganar son pocas o se reducen, lo sabemos; pero los partidos están en el calendario para algo. Vamos a disfrutar de algo histórico que hemos conseguido con nuestro trabajo.

El técnico sevillano ha insistido en que el Barcelona les va a "exigir al máximo" pero que para el aspecto anímico les puede venir bien.

El técnico, además, ha destacado la relevancia de los jugadores del Barcelona incluso aunque en la convocatoria se queden fuera sus principales efectivos, algo que considera "normal" ante la cercanía del encuentro ante el Real Madrid de este sábado.

En cualquier caso, ha resaltado la calidad de todos los jugadores de la plantilla del Barcelona y ha incidido en que deben valorar que, sea cual sea la convocatoria, van a enfrentarse al Barcelona "y hay que disfrutarlo como tal". "Debe ser una fiesta para nosotros, una noche mágica", ha defendido.

"Tienen que poner a siete del primer equipo y eso ya es suficiente motivación para intentar ponerle las cosas difíciles", ha argumentado.

En esa línea, ha apuntado que el Hércules intentará hacer frente al Barcelona con sus virtudes y ha recalcado que: "un arma en la que estamos por encima es la ilusión". "En ilusión no nos van a ganar y a eso nos agarramos".

Tevenet tiene intención de repartir minutos entre los jugadores de su plantilla en los dos encuentros ante el Barcelona para que jueguen todos. Pero también ha matizado que pondrá un once con el que "intentar competir de la mejor manera".

"Suceda lo que suceda contra el Barcelona, me tomo el partido como si fuese el último. Contra este equipo no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar. Que el estímulo del partido nos haga crecer. Si en liga estamos enfermitos, que nos sirva de vitamina", ha concluido.