Diario Vasco

Moscú, 29 nov (EFE).- El Gobierno de Rusia prepara un nuevo recorte en su programa espacial para la próxima década, reconoció hoy Alexandr Ivanov, vicepresidente primero de Roscosmos, la agencia espacial rusa.

"Estamos pensando en cómo defender el programa espacial federal, que es recortado constantemente. En marzo sufrió el primer recorte, ahora otro", dijo Ivanov durante una conferencia celebrada en la localidad de Koroliov, en las afueras de Moscú.

Advirtió que incluso la cartera de contratos estatales para fines militares podría sufrir recortes de financiación.

"El ámbito espacial sigue estancado y no garantiza, a mi juicio, que Rusia conserve el estatus de potencia espacial en el siglo XXI", apuntó a su vez Grigori Cherniavski, director del Centro Científico-Técnico "Kosmonit", empresa estatal que se dedica al desarrollo de satélites espaciales.

Poco antes de que estallara la crisis mundial en 2008, los ambiciosos planes de Roscosmos incluían un programa para conquistar la Luna y preveían enviar un cosmonauta a la Luna hacia 2030.

La gran recesión global primero, y luego el desplome del petróleo, agravado por el conflicto de Ucrania, han enfriado las ambiciones de la potencia espacial.

En la próxima década, Rusia tiene intención de centrarse en la construcción y perfeccionamiento de sistemas espaciales automáticos: el de navegación y posicionamiento Glonass (análogo ruso del GPS), satélites de comunicación y de sondeo de la Tierra, y bases científicas.

Para todo ello, el programa espacial ruso para el decenio 2016-2025 está dotado con un presupuesto de 1,521 billones de rublos (23.421 millones de dólares al cambio de hoy).