Diario Vasco

Rivas Vaciamadrid, 29 nov (EFE).- Rivas se plantea demandar a la Comunidad de Madrid por haber "incumplido sus competencias" en materia de protección del menor al trasladar a 7 niños tutelados a un piso, en Rivas, de una ONG que trabaja con adultos en proceso de desintoxicación y que no tiene autorización para atender a menores.

El alcalde de la localidad, Pedro del Cura (IU), ha apuntado en un comunicado que los jóvenes fueron llevados a Rivas el pasado jueves sin avisar a los servicios sociales ni a la Policía local, ante lo que el regidor ha intentado "sin éxito" hablar con el consejero de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, "para que pudiera explicar lo sucedido".

Por su parte, fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales y Familia han asegurado a Efe que "no existe absolutamente ninguna vulneración de los derechos de los menores" por estar en ese centro, y que han sido los niños los que han accedido voluntariamente a trasladarse a él.

Por ello, la Comunidad está tramitando "de urgencia" que la ONG de Rivas reciba la autorización para poder acoger a menores y hacer que su estancia sea "lo más legal posible".

Sin embargo, desde el Consistorio de Rivas han advertido de que si finalmente se comprueba que "no se ha respetado" el protocolo que se exige en estas situaciones, se planteará emprender acciones legales contra la consejería "por vulnerar los derechos fundamentales de estos chicos".

En concreto, los siete jóvenes que han sido trasladados a Rivas tienen menos de 18 años y desde hace meses se encontraban pernoctando en el parque Isabel Clara Eugenia, del distrito madrileño de Hortaleza, por no querer permanecer en el piso tutelado al que se les había asignado, según el Ayuntamiento.

También esta mañana un equipo de profesionales del servicio de atención a menores y familia del Ayuntamiento de Rivas se ha personado en el piso de la ONG Mundo Justo para supervisar las condiciones en las que se encuentran los menores.

En el informe que han elaborado se afirma que el centro no pertenece a la red regional de protección del menor y que, por tanto, "no se trata del recurso adecuado para atender a estos chicos".

El alcalde ha mostrado su "preocupación" por el modo en que la Comunidad de Madrid ha gestionado el asunto, argumentando que "no se puede trasladar a siete seres humanos como ganado, de una ciudad a otra, para dejarles en un centro que no reúne las mínimas condiciones que exige su condición de menor tutelado".

Desde la Consejería de Asuntos Sociales han destacado que los educadores de los diferentes centros de los que estos menores se escaparon están desplazándose "constantemente" al centro de Rivas para hacer "controles" del centro e "intentar convencerles de que vuelvan".

No obstante, han subrayado que, gracias al ofrecimiento de esta ONG a acogerles, se ha conseguido que no haya ningún menor durmiendo en el parque de Hortaleza, que era la "principal preocupación", porque "lo primordial es el bienestar de estos menores".