Diario Vasco

Madrid, 29 nov (EFECOM).- El presidente en funciones de AMETIC, José Manuel de Riva, que ha retirado hoy su candidatura a la reelección, ha asegurado que prefiere "no ganar las elecciones en un proceso viciado" por cuestiones ajenas a la asociación, porque eso crearía "un lastre" para la patronal tecnológica.

De Riva ha anunciado su renuncia hoy ante la asamblea general de AMETIC, convocada para proclamar su reelección, ante la crisis que estaba viviendo la patronal tecnológica por la marcha de compañías críticas con su gestión para dar opción a que se presente otra candidatura que intente conseguir "el consenso" de los asociados.

"Se va a volver a empezar", ha explicado De Riva en declaraciones a los periodistas tras su discurso ante la asamblea, en las que ha señalado que el objetivo es dar la mayor celeridad al proceso electoral, por lo que esperan contar con un nuevo presidente antes de que acabe el enero próximo.

"Lo que vamos a hacer es convocar nuevas elecciones para enero y dar pie a que haya otras candidaturas de consenso. Nosotros no lo hemos conseguido, a ver si alguien lo consigue", ha dicho el todavía presidente, que ha asegurado que él va a seguir siendo "miembro de a pie" de AMETIC.

Ha rechazado que se haya producido "una desbandada de empresas" de AMETIC en desacuerdo con su gestión, que, a su juicio, es la imagen que se ha creado, y ha precisado que las compañías que han presentado oficialmente su baja, por carta, no cree que lleguen a diez.

"Algunos lo han anunciado, mandando carta, y otros nos hemos enterado por la prensa", aunque en algunos casos, cuando hablaban con ellos, desmentían esa intención, ha dicho De Riva, que ha reconocido, no obstante, que "críticos, haberlos haylos".

Las bajas, en cualquier caso, no se materializan hasta el 31 de diciembre y nada "es irreversible", ha añadido.

Ha asegurado que han tendido "puentes" con el sector crítico, principalmente del sector de las telecomunicaciones, hasta el viernes por la mañana que mantuvieron una reunión a altísimo nivel, además de por otras vías, "pero lo cierto es que la respuesta ha sido nula, se han cerrado en banda".

"Los que han creado este problema, los que han creado de alguna manera esta situación, ahora tienen la obligación moral y asociativa de responder y hacer algo", ha dicho De Riva, que ha recalcado que esta situación no es para tomarse frívolamente ni para juicios de valor superfluos.

"Tiene que ser en junta directiva donde se discutan los temas y se hablen las cosas. Los trapos se lavan dentro, no se airean alrededor, sobre todo siendo trapos inventados muchos de ellos",

Según el procedimiento previsto, primero hay que convocar junta directiva, que decidirá cuándo van a ser las elecciones, y a partir de ahí se presentan candidaturas que se votarán previsiblemente la segunda quincena de enero.

Mientras tanto, De Riva y la junta directiva se mantiene en funciones, para no dejar descabezada la asociación y sin representatividad, sobre todo en un momento de cambio de gobierno.