Diario Vasco

Alicante, 29 nov (EFE).- El estadio Rico Pérez de Alicante no se llenará para ver el encuentro de Copa del Rey de este miércoles entre el Hércules y el Barcelona y las previsiones es que complete únicamente la mitad de su aforo.

El coliseo herculano tiene capacidad para unos 29.500 espectadores y este lunes el club apenas había vendido en torno a 12.000 entradas.

El Hércules confía en que la venta de localidades se vuelva a animar conforme se acerque la hora del encuentro, pero son conscientes de que no se alcanzarán las cifras que se manejaron cuando se supo del emparejamiento con el Barcelona.

Las dudas sobre la presencia de jugadores como Messi, Neymar o Luis Suárez en la convocatoria del Barcelona para el partido, ante la proximidad del duelo entre los azulgranas y el Real Madrid en Liga, ha sido uno de los motivos que ha afectado a la venta.

La hora fijada para el inicio del encuentro, las 22.00 horas, es otro de los motivos que en el Hércules consideran que ha desanimado a muchos aficionados a retirar sus localidades.

El Hércules empezó a expender entradas a sus abonados, antes de que se conociera el horario, el 24 de octubre. Los socios tuvieron hasta el 5 de noviembre para adquirir una entrada a precio reducido (entre 15 y 35 euros) y comprar hasta cinco entradas más sin rebaja.

En ese periodo se vendieron en torno a 8.500 entradas y el resto se puso a la venta el 7 de noviembre con precios entre 45 y noventa euros.