Diario Vasco

Córdoba, 29 nov (EFE).- El Ángel Ximénez afrontará mañana (20.30 horas) el partido ante el FC Barcelona con la idea de no sufrir en exceso su potencial y prepararse para los dos últimos partidos de la primera vuelta, en un choque en el que Puente Genil volverá a disfrutar de uno de los mejores equipos del mundo.

Ésta será la cuarta visita de los blaugranas al pabellón Alcalde Miguel Salas, cuyo aforo rozará el lleno de sus aproximadas mil localidades, dado que sólo quedan un centenar de entradas por vender para presenciar el choque ante el incontestable líder de la Liga Loterías Asobal.

El conjunto pontanense llegará al encuentro tras ofrecer una mala imagen el pasado sábado en Guadalajara, donde los pupilos de Quino Soler cuajaron su peor partido de la temporada al ceder ante los alcarreños por 35-26.

Tras acumular su séptima derrota de la temporada, los andaluces han caído a la decimotercera posición con nueve puntos, aunque mantienen cuatro de margen con la zona de descenso, la misma distancia que con la quinta plaza.

En el capítulo de bajas, el central algecireño Mario Porras acumula su tercera semana de ausencia por lesión, por lo que se perderá el partido como el sevillano Juan Antonio Vázquez 'Chispi', quien ya enfila la recta final de su recuperación tras acumular más de un año lesionado.