Diario Vasco

Rabat, 29 nov (EFE).- Los 24 independentistas saharauis presos en Marruecos desde 2010 y cuyas condenas en un tribunal militar marroquí fueron anuladas por defectos de forma volverán a ser juzgados el 26 de diciembre próximo, anunció hoy el Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA).

Aunque se ha conocido hoy, la decisión fue comunicada el pasado viernes por el procurador del rey (fiscal general), que explicó que el juicio se celebrará en la Sala de lo Penal del Tribunal de Apelación de Rabat.

El Tribunal de Casación marroquí anuló el pasado julio por defectos de forma el veredicto del Tribunal Militar de Rabat emitido en 2013, que condenó a ocho saharauis a cadena perpetua, a cuatro a 30 años de cárcel y a siete a 25 años, entre las penas más duras.

Aquel macrojuicio de 2013, considerado el último gran proceso al independentismo saharaui, fue criticado no solo por celebrarse en un tribunal militar (tratándose de civiles), sino por la falta de pruebas contra los acusados, a excepción de unas confesiones ante la policía que denunciaron haberles sido arrancadas bajo coerción o tortura.

Según el CODESA, en el nuevo juicio que comenzará el 26 de diciembre el fiscal ha mantenido los mismos cargos de 2013 y ha añadido además el de "formación de banda criminal".

Los sucesos de Gdaim Izik han supuesto el momento más crítico vivido en los últimos años en los territorios saharauis: en 2010, un campamento formado a las afueras de El Aaiún para reclamar mejoras sociales derivó en una protesta independentista y en la entrada del ejército marroquí para desmantelarlo.

En el desmantelamiento, murieron once agentes del orden marroquíes y dos civiles saharauis, convirtiéndose aquellos hechos en los más graves vividos en el Sáhara desde la proclamación del alto el fuego entre Marruecos y el Frente Polisario, en 1991.