Diario Vasco

Las Palmas de Gran Canaria, 29 nov (EFE).- La Unión Deportiva Las Palmas ha regresado este martes a los entrenamientos tras la victoria de anoche ante el Athletic Club en el Estadio de Gran Canaria (3-1), con la mente puesta ya en el siguiente compromiso oficial, el próximo jueves en Huesca, en la Copa del Rey.

Los suplentes y no convocados frente al equipo vizcaíno tendrán su oportunidad en esta competición, y por ello hoy han trabajado a un mayor ritmo en Barranco Seco, mientras que los titulares frente al conjunto de Valverde han tenido una sesión regenerativa.

La principal novedad del entrenamiento ha sido la presencia del jugador juvenil Echedey Carpintier, citado por el entrenador cántabro Quique Setién.

La plantilla isleña ha guardado un minuto de silencio en el círculo central del terreno de juego por las víctimas del accidente aéreo en el que han fallecido miembros del equipo brasileño de fútbol Chapecoense.

Este miércoles, la Unión Deportiva realizará un entrenamiento matinal en el Estadio Gran Canaria, a puerta cerrada, antes de viajar a continuación hasta tierras aragonesas.

Setién tenía previsto hacer viajar a toda la plantilla para el doble partido ante Huesca -Copa- y Deportivo Alavés -Liga-, pero ahora deberá decidir si deja en la isla a algún futbolista, como Roque Mesa, quien no podrá jugar en Vitoria por acumulación de tarjetas, o Kevin-Prince Boateng, lesionado ante el Athletic.