Diario Vasco

Nuakchot, 29 nov (EFE).- Las dos principales fuerzas de la oposición mauritana, el Reagrupamiento de Fuerzas Democráticas (RFD), y el Foro Nacional por la Democracia y la Unidad (FNDU) anunciaron hoy que boicotearán el próximo referéndum sobre la reforma constitucional.

El anuncio fue realizado durante una conferencia conjunta en Nuakchot del RFD, movimiento del histórico político opositor Ahmed uld Dadah, y del FNDU, que agrupa a una decena de partidos, al que apoyan además varios sindicatos y personalidades independientes.

El referéndum, que se celebrará a principios de 2017 pero que aún no tiene fecha, incluirá varias preguntas, como sobre la sustitución del Senado por consejos regionales, la supresión del Alto Consejo Islámico y sobre algunos cambios en la bandera y el himno nacional.

"No se puede modificar una Constitución en un clima de tensión y de bloqueo político", declaró Cheij Sid Ahmed uld Babamine, el presidente del FNDU, mientras que Uld Dadah evocó por su parte "la mala situación política" que vive el país.

La misma postura de boicot fue expresada ayer por el presidente del partido islamista Tawasol (miembro del Foro) durante una reunión de su partido en Nuadibú, la capital industrial del país.

En realidad, el boicot de estos partidos ya se esperaba, pues el referéndum se decidió en el curso de un "diálogo nacional" organizado en octubre por la mayoría parlamentaria y la llamada "oposición moderada" al que no asistieron el RFD ni el FNDU.

Aunque la reforma constitucional no afecta en teoría a un eventual nuevo mandato del presidente, Mohamed Abdel Aziz, hay una impresión generalizada de que este referéndum es una especie de termómetro del régimen para testar la popularidad del líder.

La Constitución mauritana prevé un mandato de cinco años para el presidente, renovable una única vez, y aunque a Aziz todavía le queda hasta julio de 2019 para completar estos dos mandatos, cada vez son más las voces en su entorno que le piden presentarse a un tercer mandato.