Diario Vasco

Valladolid, 29 nov (EFECOM).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha garantizado hoy la carga de trabajo en los talleres de Renfe en Valladolid, con un mensaje de "tranquilidad" a sindicatos y trabajadores en cuanto a su traslado, y ha garantizado el pago de 60 millones de deuda de la operación del soterramiento.

El retraso en el traslado a los nuevos talleres de Renfe en Valladolid "es ajeno" al voluntad del administrador de infraestructuras ferroviarias, Adif, ha explicado hoy el ministro en rueda de prensa junto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con quien ha repasado las necesidades de la Comunidad en lo que afecta a su departamento.

De la Serna ha confiado en que "no se prolongue" ese traslado, y que en dos meses haya una "decisión de la administración concursal" respecto a una de las empresas proveedoras de material para los nuevos talleres, y que se puedan "retomar los trabajos".

"El mensaje es de tranquilidad para los sindicatos y trabajadores", en cuanto que intentará que se haga "en el menor tiempo posible".

El ministro ha sostenido que la operación de integración del ferrocarril en Valladolid "es compleja", aunque para ayudar a resolver la situación económica ha trasladado el "compromiso del Gobierno de España" de pagar los 60 millones que les corresponden en la devolución de la deuda que tiene con los bancos la sociedad alta velocidad creada para la operación, y que asciende en total a 400 millones.

"Otras administraciones pueden optar por la vía de la financiación, avalando la operación, en lugar de con una aportación directa", ha reflexionado.

De la Serna ha sostenido que es en el seno de esa sociedad -de la que forman parte el Ayuntamiento, la Junta, Adif y Renfe- donde "se tiene que alcanzar un consenso en función de cual sea la alternativa que se decida".