Diario Vasco

Rufea , 29 nov .- El tricampeón de MotoGP, el español Marc Márquez, ha señalado este martes, en la presentación de la segunda edición del Allianz Júnior MotorCamp, que aprende muchas cosas con los niños y los jóvenes y que ha asimilado mejor el significado de "la regularidad en un campeonato, porque es muy importante".

En esta concentración de aspirantes a pilotos en Rufea participan veinte jóvenes (17 niños y 3 niñas) de edades comprendidas entre los 10 y 13 años procedentes de seis países (España, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Portugal).

"Una vez más me he involucrado al cien por cien porque creo que es la oportunidad de muchos niños de poder rodar y llegar a lo más alto con su moto", ha señalado.

Marc Márquez ha asegurado que los niños "están disfrutando" en los días que llevan entrenándose en Rufea. "La selección la hemos hecho como el año pasado. Nos envían vídeos de sus evoluciones y yo hice la selección este año estando en Australia", ha concretado Marc.

En cuanto al nivel de los niños que participan, Márquez ha dicho: "Hay una campeona de España de 65 cc. Muchos compiten en el campeonato de España de Motocross y Velocidad, y el nivel es muy alto. Aquí queremos que vengan con un nivel de base para trabajar con ellos la técnica, aunque me interesa mucho la ilusión que transmiten en esos vídeos".

La formación de los jóvenes pilotos es muy importante para el tricampeón mundial de MotoGP, que incide en que lo primero es intentar "enseñar disciplina, que sean ordenados antes de comenzar y tener buena actitud más que en la pista", ha dicho.

"Hay que tener las ideas claras desde que llegan al circuito hasta que se van. Los que ponen ganas enseguida lo cogen. También la relación con los compañeros fuera de la pista, porque dentro son rivales y compiten", ha añadido.

"Aquí -ha destacado- disfrutamos todos. Si yo lo hago, ellos también y me gusta estar con ellos y ver esa ilusión. Los aficionados pueden ver que no paro, pero esto para mí son vacaciones. Ahora toca una época de bastantes eventos y tienes que saber llevarlo fuera de las pistas. Me dicen que estaría mejor en una playa de las Maldivas, pero lo que quiero es estar con los niños y pasarlo bien con ellos".

No se considera un profesor para los niños porque dice que él no se siente "maestro de nada", pero ha señalado: "Veo que ellos me escuchan con atención y se lo toman al pie de la letra. Esto causa mucho respeto, pero soy uno más".

Al respecto de la propuesta del alcalde de Cervera de dar su nombre a una calle o una plaza en la ciudad leridana, Márquez ha indicado: "Está claro que a cualquier persona, y en el pueblo donde vives, le gustaría, pero esto causa mucho respeto".

"Cuando lo oigo me digo que aún no toca. Vale más no correr y me da vergüenza; la idea está ahí, pero dejaremos pasar un tiempo", ha finalizado.