Diario Vasco

La Habana, 29 nov (EFE).- Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales, acompañados por sus cancilleres, rindieron tributo hoy a Fidel Castro, frente al retrato del líder situado en la Plaza de la Revolución de La Habana, por donde han pasado unos dos millones de personas en poco más de un día.

Maduro y Morales guardaron silencio frente a la imagen que muestra a Castro -fallecido el pasado 25 de noviembre de 90 años- en sus días de guerrillero: de pie, con un fusil y una mochila al hombro, en la Sierra Maestra (en el este del país), escenario de la insurrección que lo llevó al poder en 1959.

Ambos mandatarios firmaron el libro de condolencias expuesto en el memorial del prócer independentista cubano José Martí, y hablaron brevemente con dos de los hijos de Castro, Álex y Tony.

Minutos más tarde, el vicepresidente de China, Li Yuanchao, participó en el homenaje colectivo y también dejó testimonio escrito a nombre de su país.

Desde ayer comenzaron a llegar a la isla gobernantes y representantes de países aliados de La Habana para asistir al acto masivo en la tarde de hoy, que servirá como despedida a las cenizas del líder, antes de iniciar mañana un recorrido de cuatro días hasta su lugar de descanso final en la oriental Santiago de Cuba.

Además de Maduro, Morales y Yuanchao, han arribado a la capital caribeña los presidentes de Zimbabue, Robert Mugabe, y Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; los primeros ministros de Antigua y Barbuda, Gaston Browne; de Dominica, Roosevelt Skerrit; y de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

También el presidente del Consejo de la Nación de Argelia, Abdelkader Ben Salah, y la líder de la Asamblea Nacional de Vietnam, Nguyen Thi Kim Ngan.