Diario Vasco

Moscú, 29 nov (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que "Fidel Castro fue un gran hombre en todos los sentidos", al acudir a la embajada de Cuba en Moscú para firmar en el libro de las condolencias en honor del fallecido expresidente cubano.

"Fue una destacada personalidad, tanto para el pueblo cubano, a cuyo cuidado dedicó toda su vida, como para valores universales como los derechos, la verdad y la justicia. Fue eso precisamente lo que le hizo tan popular", dijo Lavrov a los periodistas tras estampar su firma en el libro de condolencias.

El líder de la revolución cubana, agregó, "hizo más que nadie por nuestras relaciones con Cuba, y por supuesto hizo una enorme aportación para garantizar la moral en la arena internacional, algo que todos echamos mucho en falta en la actualidad".

"Su inquebrantable voluntad en promover esa filosofía y valores le granjearon el respeto en todo el mundo", subrayó.

Ni Lavrov ni el presidente ruso, Vladímir Putin, estarán en la delegación que representará a Rusia en los funerales de Castro el próximo domingo.

Ni siquiera el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, acudirá al sepelio del dirigente cubano, en el que la delegación rusa estará encabezada por el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, un cargo que pese a ser el cuarto en la jerarquía del Estado tiene poco peso político, sobre todo en el ámbito internacional.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó que Putin no podrá viajar a Cuba por problemas de agenda.

Junto con Volodin viajan el viceprimer ministro Dmitri Rogozin, altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, así como representantes de los grupos parlamentarios de la Duma del Estado.

En su mensaje de condolencias, Putin señaló que Fidel Castro era "un hombre fuerte y sabio que siempre miraba con seguridad al futuro. Representaba los más altos ideales como político, ciudadano y patriota. Estaba honestamente convencido de que su causa era justa y por ella dio su vida".