Diario Vasco

Seúl, 29 nov (EFE).- El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, visitó la embajada de Cuba en Pyongyang para mostrar sus "profundas condolencias" por la muerte del exlíder cubano Fidel Castro, confirmó hoy la agencia estatal KCNA.

"A pesar del fallecimiento del destacado líder, su nombre y sus hazañas siempre serán recordados por todos nosotros. Sentimos dolor por la pérdida del gran compañero de armas", escribió Kim Jong-un en el libro de condolencias.

Kim Jong-un afirmó que los coreanos sienten una "profunda pena", y añadió que la muerte de Castro es una "gran pérdida" para los "gobiernos y ciudadanos de los dos países", según recogió la KCNA.

El líder norcoreano confió también en que los "cubanos revolucionarios" superarán el dolor por la pérdida de su "distinguido líder" y construirán una "sociedad próspera e ideal" de la mano de su hermano Raúl Castro, a quien Kim Yong-un ya mandó un mensaje de apoyo el domingo.

Corea del Norte declaró el lunes tres días de luto oficial por la muerte de Fidel Castro, líder que mantuvo una relación estrecha con el régimen de los Kim.

El régimen norcoreano también envió el lunes a La Habana una delegación de altos funcionarios encabezada por Choe Ryong-hae, miembro del politburó del Partido de los Trabajadores y considerado número tres del régimen, para asistir al funeral del líder cubano.

Fidel Castro visitó Corea del Norte en 1986, en lo que supuso la primera y única ocasión en que se reunió con el fundador del país, Kim Il-sung, y su hijo y sucesor, Kim Jong-il, abuelo y padre respectivamente del actual líder norcoreano.