Diario Vasco

(Actualiza la noticia FA2003 con la evolución de las acciones de Indra y Tecnocom al cierre)

La suma de las dos empresas -con datos antes de sinergias de los doce meses anteriores al cierre de septiembre- dará lugar a una entidad con unos ingresos de 3.147 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (ebitda) recurrente de 243 millones.

Indrá ya ha llegado a acuerdos irrevocables con accionistas que controlan el 52,7 % del capital de Tecnocom, entre ellos Abanca (que tiene un 20 %).

El grupo tecnológico ofrece 4,25 euros por título, lo que supone una prima del 12 % respecto a la cotización al cierre de ayer, lunes, y del 28 % en relación al precio medio ponderado de los últimos tres meses de cotización.

El grupo tecnológico pagará el 60 % del importe en efectivo y el 40 % en acciones propias, valoradas en 9,8461 euros cada una.

Indra desembolsará 2,55 euros en metálico y 0,1727 acciones propias por cada título de Tecnocom.

Puesto que Tecnocom tiene 75 millones de acciones, el valor de la empresa asciende a 318,8 millones al precio ofrecido. No obstante, si se descuentan los títulos que la propia empresa tiene en autocartera, el desembolso se queda en 305 millones.

La operación está condicionada a la aprobación de las autoridades de la competencia, a la aceptación de un mínimo del 70,01 % del capital social y a la aprobación por parte de la Junta de Accionistas de Indra de la ampliación de capital prevista para abordar el intercambio de acciones.

La condición relativa a conseguir un mínimo del 70,01 % del capital quedará sin efecto si la Junta de Accionistas de Tecnocom suprime la limitación al 20 % de los derechos de voto.

Indra cuenta con un plazo de un mes (hasta el 29 de diciembre) para presentar la opa.

El presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha explicado, en una presentación ante analistas, que la compañía ya ha superado "el ecuador" de su plan de reestructuración y se siente "cómoda" con la compra de Tecnocom.

Abril-Martorell ha asegurado que la operación "está respaldada por fuertes fundamentos estratégicos e industriales y por importantes sinergias anuales".

El grupo puso en marcha el año pasado un proceso de reestructuración que implica un recorte de plantilla.

Según Abril Martorell, la operación dará lugar al "líder español en tecnologías de la información" y permitirá a Indra aumentar su exposición al sector privado.

La integración de Tecnocom, ha explicado el presidente de Indra, fortalecerá el posicionamiento de la compañía "en mercados clave y con fuerte potencial de crecimiento", y mejorará el apalancamiento operativo y la escala de las operaciones "al conllevar un alto potencial de incremento de ventas cruzadas".

Según Indra, con esta operación el grupo refuerza especialmente su posición en el sector de servicios financieros, que tiene un fuerte potencial de crecimiento.

Además, señala la empresa compradora, la operación está "totalmente alineada" con la estrategia de Indra de reforzar su oferta de soluciones propias y en transformación digital, algo especialmente relevante en soluciones de sistemas de pago, tanto en España como en Latinoamérica.

Las dos empresas presentan también una base de grandes clientes "altamente complementaria", según Indra.