Diario Vasco

Jerusalén, 29 nov (EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, afirmó en una entrevista con Efe que "el tiempo demostrará" que las instituciones investigadoras de su país son capaces de hacer frente a la corrupción y que la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) "no puede ser eterna".

"Yo creo que el tiempo lo va a demostrar y usted ha visto que, efectivamente, la Presidencia no se ha involucrado en nada de eso", respondió al ser preguntado sobre si los organismos investigadores guatemaltecos están realmente capacitados para sacar adelante pesquisas como las que se llevan a cabo contra su hijo, José Manuel Morales, y su hermano, Samuel Everardo Morales.

Sospechosos ambos desde el pasado septiembre en un supuesto caso de corrupción relacionado con la entidad mercantil "Fulanos y Menganos S.A.", el presidente guatemalteco dijo que prefiere "no mencionar en medios de comunicación" este caso, "sino dejárselo plenamente a las entidades encargadas de hacer las investigaciones".

Morales respondió en su día a las sospechas cerrando filas en torno a su familia y volcando su indignación sobre los medios de comunicación, a los que acusó, indirectamente, de crear un clima hostil.

En la distante Jerusalén, donde hoy la Universidad Hebrea le concedía el título de doctor honoris causa por "su firme compromiso de poner fin a la corrupción en su país", Morales se mostró convencido de que es hora de ir pensando en un traslado de competencias desde la CICIG a los organismos nacionales.

"Yo creo que debe llegar un momento en el que eso se dé como una posibilidad y que todos los países lo deben de desear", señaló sobre un organismo creado por la ONU en 2007 para apoyar al Ministerio Público y a otras instituciones del Estado guatemalteco en la aplicación de la justicia.

"No podemos pensar" que la CICIG "pueda ser eterna", dijo, "sino que debe de ser como está considerado desde su misma formulación: temporal".

"El planteamiento siempre ha sido que esas capacidades investigadoras las pueda transferir al Ministerio Público que, por naturaleza, es la institución que debe ser responsable de la investigación criminal. Actualmente lleva nueve años, la pregunta es cuánto tiempo más", cuestionó.

En abril pasado, en una reunión en la ONU con representantes de los países donantes y la presencia del secretario general, Ban Ki-moon, el presidente guatemalteco entregó la solicitud para que se prorrogue el mandato de la comisión internacional hasta septiembre de 2019.

"Yo fui claro y dije que me gustaría que fueran seis años a partir del año pasado. Fui tan claro y he sido tan franco (...) que me anticipé a firmar cuatro años, o sea dos años que estaban firmados y (...) dos años más que nos lleva hasta el 2019", explicó.

Pero insistió en que los guatemaltecos deben ir reduciendo su dependencia de la comunidad internacional en este y otro tipo de competencias.

"Fue precisamente en la celebración de los nueve años de la CICIG, en el noveno informe, cuando agradecí la cooperación internacional y dije 'por favor no me lo tomen a mal', porque siempre lo he dicho: la cooperación es vital para el desarrollo de los países, pero no debemos excedernos en depender de la colaboración internacional porque no es la ruta del desarrollo", elaboró.

Abundó que "poco a poco" los guatemaltecos deben "ir responsabilizándose más de sus necesidades" y hacerlo mediante "el aporte tributario y la participación ciudadana" para "poder ir dependiendo cada vez menos de la cooperación internacional".

En ese sentido destacó que su visita a Israel, la primera que hace fuera del continente americano desde su investidura en enero, "no es para pedir ayuda sino para fortalecer la inversión dentro del país".

"Yo creo que es de mejor calidad y tiene una posibilidad mucho más amplia que cualquier otro tipo de cooperación", dijo, tras mostrarse agradecido con la ayuda internacional porque en realidad "ningún país puede sobrevivir solo".

Con la recepción del doctorado honoris causa, que elogia sus esfuerzos para "fortalecer la sociedad civil guatemalteca a través de reformas en la educación y el sistema de salud pública", Morales puso el broche de oro a una visita a Israel en la que ha sido recibido por el presidente, Reuvén Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Con ambos departió sobre las posibles vías de fortalecer la cooperación en seguridad, agricultura, sistemas de riegos o fabricación de medicinas, campos que quiere desarrollar como proyección de futuro a las históricas relaciones entre los dos países, que parten del apoyo de Guatemala en la ONU en 1947 a la creación del Estado judío mediante la resolución de Partición de Palestina.