Diario Vasco

Katmandú, 29 nov (EFE).- El Gobierno de Nepal dio hoy el visto bueno a una reforma constitucional que busca satisfacer las aspiraciones de la minoría madhesi, ante el riesgo de que los partidos de ese grupo retiren su apoyo al Ejecutivo y vuelvan a producirse protestas.

Poco más de un año después de la aprobación de la Carta Magna y aún con el recuerdo de las protestas que acabaron en febrero tras meses de desabastecimiento, el Ejecutivo de Pushpa Kamal Dahal ha accedido a reformar cuatro artículos de la Constitución y dar a esta minoría una segunda provincia de las siete que tiene el país.

Además, ha accedido a aumentar la representación de los madhesi en el Parlamento, aceptando las principales aspiraciones de esa minoría de la sureña región del Terai, fronteriza con la India y la más industrializada del país.

"El Gobierno ha dado un paso sincero para atender las demandas de los partidos madhesi", indicó hoy el ministro de Justicia, Ajay Shankar Nayak, tras introducir la propuesta de reforma en el Parlamento, que ahora deberá dar el visto bueno a los cambios.

La alianza de partidos madhesi Samyukta Loktantrik Madhesi Morcha (SLMM) había venido demandando dos provincias y mayor representación parlamentaria.

La reforma aprobada hoy prevé que los 59 miembros de la futura cámara alta del Parlamento (actualmente es unicameral, pero la Constitución prevé que sea bicameral) sean elegidos en base a un criterio mixto de tres senadores por provincia y el resto según la población, lo que permitirá a los madhesi tener más representación.

"Damos la bienvenida a este paso aunque no atienda todas nuestras preocupaciones. Nuestra postura formal sobre la propuesta será decidida tras estudiarla completamente", indicó a Efe Laxman Lal Karna, copresidente del Sadvawana Party, uno de los partidos del SLMM.

El SLMM llevó a cabo una protesta durísima durante cinco meses, que acabó a principios de febrero pasado, en demanda de más atribuciones que las previstos en la Constitución aprobada en septiembre de 2015, bloqueando durante meses las carreteras por las que entra al abastecimiento al país, altamente dependiente de la India.

El Gobierno nepalí acusó entonces a la India de estar detrás de ese bloqueo, que llegó en un momento crítico, cuando el país aún se recuperaba del terremoto que dejó 9.000 muertos.

La propuesta gubernamental tiene que ser aprobada ahora en el Parlamento por dos tercios de los 594 legisladores, de los que la alianza de Gobierno del maoísta Partido Comunista de Nepal (CPN-MC, antigua guerrilla) y el Partido del Congreso cuenta con 182.

El Gobierno de Dahal, que sustituyó a Sharma Oli, del Partido Comunista Unificado (CPN-UML, marxista leninista) tras el fracaso de su Ejecutivo de diez meses, acordó con los madhesi atender sus demandas a cambio de recibir su apoyo para su investidura el pasado día 4 de agosto.