Diario Vasco

Jartum, 29 nov (EFE).- Las fuerzas de seguridad de la Inteligencia sudanesa se incautaron hoy de las ediciones de cuatro diarios independientes del país sin dar ninguna razón al respecto, informaron a Efe fuentes de dichos medios.

Los periódicos incautados son "Al Tayar" (La corriente), "Al Yarida" (el periódico), "Al Yom al Tali" (El día siguiente), "Al Ayam" (Los días).

Los aparatos de seguridad no dieron ninguna explicación por la confiscación de los diarios, pero las fuentes dijeron a Efe que esta medida se produce como castigo por haber reproducido la convocatoria de tres jornadas de desobediencia civil.

Hace dos días, varios activistas convocaron esas jornadas, secundadas por la oposición, en protesta por las medidas económicas del Gobierno que han causado alzas en los precios de los combustibles, medicamentos y otros productos básicos.

Los periodistas consultados por Efe, que no quisieron identificarse, calificaron esta medida como una violación contra la libertad de prensa.

Además, dijeron que se trata de una manera de afectar a los medios provocándoles pérdidas económicas, ya que el secuestro de la edición supone perder tanto el dinero de la impresión como el de los anunciantes de ese día.

Se trata del segundo día consecutivo en que las fuerzas de seguridad sudanesas confiscan los diarios de "Al Ayam" y "Al Yarida".

Asimismo, la tarde del pasado domingo, las autoridades cortaron la emisión del canal de televisión por satélite Umdurman, que pertenece al periodista islamista Husein Huchli.

También han lanzado advertencias contra el canal Sudaniya 24, del empresario Washli Merguini.

El Gobierno sudanés anunció a principios de mes la supresión parcial de los subsidios a los combustibles y la electricidad en el marco de un paquete de reformas para disminuir el gasto estatal.

Desde entonces, las fuerzas de seguridad han impuesto dificultades para la cobertura de cuestiones relacionadas con el aumento de los precios de los productos mencionados.

También han prohibido la celebración de protestas contra la política económica del Gobierno.

El 3 de noviembre, fueron también secuestradas las ediciones de "Al Yadida" y "Al Tayar", además del diario "Al Watan" por publicar artículos en los que criticaban el aumento de los precios.