Diario Vasco

Buenos Aires, 29 nov (EFE).- La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) se acercó hoy a la embajada de Cuba en su país para transmitir sus condolencias al pueblo de la isla tras el fallecimiento de Fidel Castro, a quien definió como "el último líder moderno".

"Es un momento de mucha emoción y tristeza" porque "Fidel fue el último líder moderno", "a la altura de los Mandela, de los Charles De Gaulle", afirmó la exmandataria en declaraciones a la prensa al salir de la embajada cubana en Buenos Aires, a donde llegó hacia las 12.30 horas (15.30 GMT).

"Cuando se va un grande, no hay que estar triste, al contrario, y más cuando ha vivido como lo he hecho él: atento a lo que pasaba en su país y en el mundo hasta el último minuto", agregó.

Durante los cerca de 50 minutos que estuvo en el edificio, Fernández firmó el libro de condolencias, ubicado al lado de una foto del líder revolucionario, y se reunió con el embajador cubano, Orestes Pérez, con quien recordó los momentos que compartieron en la isla y lo que se ha logrado "en este tiempo de apertura".

La expresidenta dijo que vio al diplomático "muy optimista" y "muy seguro" en cuanto al futuro de Cuba, que, según ella, vivió uno de los procesos "más transformadores y más revolucionarios del siglo XX" y cuenta con muy elevados niveles de salud y educación.

Fidel Castro falleció el pasado viernes a los 90 años en La Habana, tras estar alejado del poder desde 2006 por motivos de salud.

Cuba, que inició hoy el cuarto de los nueve días de luto decretados por el Gobierno, comenzó a despedir a Castro ayer lunes aunque será este martes cuando tenga lugar el acto político de tributo al exmandatario, al que asistirán más de veinte jefes de Estado y de Gobierno llegados de todo el mundo hasta La Habana.