Diario Vasco

Bruselas, 29 nov (EFECOM).- La comisión de Asuntos Legales del Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy la propuesta que permitirá el acceso a los servicios digitales a los que estén suscritos los consumidores desde diferentes países de la Unión Europea (UE).

La iniciativa fue respaldada por 22 votos a favor, sin votos en contra ni abstenciones, según un comunicado de la Eurocámara.

La Comisión Europea propuso en diciembre del año pasado un reglamento que permita, para 2017, la portabilidad de servicios en línea a los que los europeos estén suscritos, de forma que sean accesibles en otros Estados miembros.

El objetivo es acabar con las restricciones que impiden, por ejemplo, que un abonado a la plataforma audiovisual Netflix en Alemania no pueda ver películas en Polonia.

Actualmente, cuando un ciudadano viaja por la UE pierde el acceso en línea a las películas, música, libros electrónicos, juegos o retransmisiones deportivas a las que esté suscrito.

La distribución de contenidos en línea con derechos de autor protegidos sigue dependiendo actualmente de licencias territoriales y exclusivas en la UE.

Según los eurodiputados, mientras un ciudadano pueda probar su residencia permanente en un Estado miembro cuando se suscriba a uno de esos servicios, podrá tener acceso independientemente del dispositivo que utilice o del país de la UE en el que se encuentre de viaje por motivos profesionales, privados o de estudios.

Para comprobar la residencia, podrán ponerse en práctica "fuertes medidas" de verificación, como controles aleatorios de la dirección IP, aunque "siempre garantizando la privacidad del usuario y una aplicación apropiada de las normas de derechos de autor".

La comisión parlamentaria hizo hincapié que queda excluido cualquier registro de la localización geográfica y que "garantiza la protección de los datos personales".