Diario Vasco

Bruselas, 29 nov (EFE).- España es el país de la Unión Europea (UE) donde más aumentó el gasto que los hogares destinan para pagar la vivienda, la electricidad y el agua en la última década, en concreto desde el 17,4 % de su desembolso total en 2005 hasta el 23 % en 2015, según datos publicados hoy por Eurostat.

El incremento en España fue de 5,6 puntos porcentuales, por encima del aumento registrado de media en los Veintiocho, donde el gasto de los hogares en la vivienda creció en 1,9 puntos, desde el 22,5 % en 2005 hasta el 24,4 % el año pasado.

En 2015 los hogares españoles, como los europeos, destinaron casi un cuarto de su gasto total a pagar su residencia y el mantenimiento de la misma así como los cargos por agua, electricidad y otros combustibles, según los datos de 2015 difundidos por la oficina estadística comunitaria.

En total, el gasto ascendió a 147.519 millones en España y a 1,97 billones de euros en el conjunto de la Unión.

Los países que registraron un mayor aumento en la última década después de España fueron Irlanda (5 puntos porcentuales más), Portugal (4,5 puntos), Holanda (3,8), Finlandia (3,6), Italia y Letonia (ambos, 3,3 puntos), y Dinamarca (3,1 puntos).

Por el contrario, aquellos donde más cayó el gasto por la vivienda, aunque de forma mucho más ligera, fueron Eslovaquia (1,3 puntos porcentuales menos), seguido de Suecia (1 punto), Malta (0,9 puntos), Polonia (0,7 puntos), Alemania (0,4 puntos) y Eslovenia (0,1 punto), en tanto que en Estonia el gasto se mantuvo estable.

El gasto por la vivienda es "con diferencia" el mayor que enfrentan los hogares europeos y también el que más ha aumentado desde 2005, si bien también otras partidas también representan un desembolso importante para los hogares.

En concreto, de media en la Unión, los hogares destinaron en 2015 el 13 % de su gasto a transporte, el 12,3 % a comida y bebidas no alcohólicas, el 11,5 % a diversos bienes y servicios -como servicios financieros, seguros o cuidado personal-, mientras que un 8,5 % lo dedicaron a pagar por cultura, restaurantes y hoteles.

Entre los países de la Unión, el mayor gasto por vivienda se da en Dinamarca y Finlandia, donde asciende a casi un tercio del total, el 29,4 % y 28,2 %, respectivamente, seguidos por Francia (26,4 %), Suecia (26 %), la República Checa (25,9 %) y Reino Unido (25,6 %).

En el otro lado de la balanza, los hogares malteses son los que menos gastan en su residencia (10,1 % del total), junto a los de Lituania (15,8 %), Chiopre (16,6 %), Estonia (18 %), Bulgaria, Portugal y Eslovenia (todos un 18,8 %), así como los de Hungría (19,1 %).

Eurostat señaló que estos datos proceden de las cuentas nacionales recopiladas según el Sistema Europeo de cuentas.