Diario Vasco

Río de Janeiro, 29 nov (EFE).- "El sueño acabó esta madrugada", lamentó el presidente del Consejo Deliberativo del Chapecoense, Plinio Davis de Nes Filho, refiriéndose al accidente aéreo sufrido por el club brasileño cuando viajaba a Medellín para jugar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana.

"Existen amigos de toda una vida que estaban en ese vuelo. Nos parece muy difícil que hayan sobrevivido. No era apenas un grupo de respeto mutuo, era un grupo familiar", señaló el directivo a la cadena Globo.

"Vivíamos en armonía y alegría muy grandes. Antes de embarcar, ellos decían que iban en busca de volver ese sueño realidad. Y el sueño acabó esta madrugada", lamentó.

Según la policía colombiana, al menos hay 75 víctimas entre las 81 personas que viajaban en el avión que transportaba al club brasileño y que se estrelló anoche cuando se dirigía al aeropuerto José María Córdova de Medellín, donde el equipo iba a jugar mañana frente al Atlético Nacional colombiano.

Por el momento, además del futbolista brasileño Alan Ruschel, hay otros tres supervivientes: el portero Danilo, el periodista Rafael Henze y la auxiliar de vuelo boliviana Ximena Suárez.

Familiares y amigos de los jugadores se reunieron desde que se conoció la noticia, en la madrugada de Brasil, en la sede del equipo a la espera de noticias.

Por el momento, el club no ha emitido un comunicado oficial sobre el accidente, a la espera de tener una información detallada de las autoridades colombianas.