Diario Vasco

María Tejero Martín

Bruselas, 29 nov (EFECOM).- El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, cuestionó hoy el empuje expansionista propuesto recientemente por Bruselas, al considerar que genera "tensiones" con el cumplimiento de la disciplina fiscal europea.

"Entre la recomendación de una expansión fiscal y mantener las reglas y la trayectoria fiscal que emana del Pacto de Estabilidad y Crecimiento hay una cierta tensión", aseguró Dijsselbloem hoy en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Finanzas del Parlamento Europeo.

Este pacto, el núcleo de la disciplina fiscal comunitaria, exige a los países mantener su déficit público por debajo del 3 % del PIB, una regla que actualmente incumplen países como España, que no obstante ha logrado evitar una multa por no respetar sus compromisos de reducción del desvío el año pasado.

Hace unas semanas, la Comisión publicó por primera vez una recomendación a los países en la que pedía un estímulo adicional de 50.000 millones de euros, que consideró que debería recaer en los países que tienen margen fiscal, es decir, socios como Alemania, Luxemburgo u Holanda.

"Si miras a cómo está diseñado el pacto y cómo se han diseñado otras responsabilidades de la Comisión, su primera responsabilidad es aplicar el pacto, porque éste es claramente el marco legal que mantiene a la eurozona junta", subrayó el presidente del Eurogrupo.

"No argumento esto porque sea un tipo duro calvinista de Holanda, de hecho soy católico, pero dicho eso abogo por esto porque sé por las experiencias pasadas lo difícil que es mantener la credibilidad del pacto", dijo el también ministro neerlandés de Finanzas.

Dijsselbloem advirtió en contra de "la tentación de ser laxo en la regulación de las reglas en los buenos tiempos".

"Luego nos damos cuenta cuando llegan las vacas flacas económicas de que había que haberse tomado (las reglas) más en serio, esta es la experiencia del pasado", dijo el político holandés, quien pidió "mantener la eurozona en una posición estable".

Dijsselbloem aseveró que es cierto que "un par de países tienen un poco de margen fiscal y que podrían usar esto para invertir de manera inteligente", pero avisó de que esta decisión está en manos de las capitales.

"Corresponde a los gobiernos decidir hasta qué punto quieren invertir y cómo quieren hacerlo", recalcó.

También consideró que, poco a poco, más países se encontrarán en una situación fiscal más desahogada.

Por otra parte, Dijsselbloem señaló que se está volviendo a ver una convergencia entre las economías periféricas y las centrales, y recalcó en concreto que los países que tuvieron que recurrir a un programa de rescate -Irlanda, Portugal, España, Chipre y, aún, Grecia- muestran ahora unas mayores tasas de crecimiento.

Apuntó que, pese a estos avances, es fundamental que estos países continúen aplicando reformas, lo que consideró "un reto clave" ante el contexto político que afrontan varios ejecutivos.

"Hay retos internos, los ciudadanos preguntan que cuáles son los resultados, cuáles son los efectos, por qué no hay más oportunidades ahora que estamos saliendo de la crisis, y es difícil", dijo Dijsselbloem.

Precisamente, las encuestas en Holanda apuntan a gran respaldo del Partido de la Libertad (PVV) del ultraderechista Geert Wilders, que superaría a la actual coalición gobernante, así como a una notable caída del apoyo del Partido del Trabajo (PvdA) de Dijsselbloem.

El presidente del Eurogrupo no dudó en recalcar que los países centrales europeos deberían también hacer más para acelerar el crecimiento, ya que "un 1 % simplemente no es lo suficientemente bueno".

Por otra parte, advirtió también de que el proceso para la salida de la Unión Europea del Reino Unido no será sencillo, y se mostró contrario a que el país siga manteniendo el centro financiero europeo si opta por un "brexit" duro, sin asumir los estándares europeos.

"Siendo muy francos, no podemos permitir que el centro financiero de la eurozona y de Europa esté fuera de éstas, y que tome su propio camino en términos de reglas y requisitos, simplemente no podemos dejar que eso pase", recalcó. EFECOM