Diario Vasco

Beirut, 29 nov (EFE).- Muchos desplazados que se encuentran en la zona que todavía queda en poder de los rebeldes en el este de la ciudad siria de Alepo (norte) duermen en la calle porque no tienen donde cobijarse, dijo hoy a Efe el portavoz de la Defensa Civil en la urbe, Ibrahim Abu Leiz.

"La situación es muy mala, han llegado miles de desplazados y duermen en la calle, ya que no tienen sitio donde quedarse", dijo en una conversación telefónica, Abu Leiz, que se encuentra en la parte oriental de Alepo.

A las ya de por sí difíciles condiciones del asedio se suma el hecho de que los bombardeos son constantes, lamentó el portavoz de los también llamados "Cascos Blancos", que ofrecen labores de rescate en las áreas fuera del control del Gobierno en Siria.

La Defensa Civil Siria también se ha visto afectada por los ataques aéreos, que han destruido algunas de sus bases, equipamiento y vehículos en el este de Alepo.

"No podemos trabajar así, todavía hay gente que está bajo los escombros que no podemos rescatar, hay personas en la calle que necesitan primeros auxilios y que tampoco podemos atender, no hay combustible, no disponemos de maquinaria", enumeró la fuente.

La Defensa Civil Siria declaró ayer la parte asediada de Alepo (norte) como "zona catastrófica", debido a que sufre "un estado de desastre humanitario".

Los efectivos gubernamentales conquistaron ayer el sector norte de la mitad oriental, con lo que ha arrebatado a los opositores el 30 por ciento de las áreas que dominaban en esa parte de la localidad.

Este avance ha originado el desplazamiento de miles de personas a distritos controlados por las autoridades y las fuerzas kurdas en Alepo, así como a otros barrios en manos de los insurgentes.

Unos 16.000 civiles que vivían en las zonas del este de Alepo conquistadas por el ejército sirio en los últimos días han huido y buscan desesperadamente refugiarse en áreas más seguras, denunció hoy el máximo responsable de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien.